fbpx
Dom, 07 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Jefe del Chipote entre los sancionados por Estados  Unidos

El general Luis Pérez Olivas, jefe de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ, también conocida como “El Chipote”) es uno de los sancionados del Departamento del Tesoro de Estados Unidos, por violar los derechos humanos de los nicaragüenses en la represión de la crisis sociopolítica iniciada en abril de 2018.

Leer más:Policía Nacional recibe sanciones del Departamento de Estado

De acuerdo con los testimonios de presos políticos y excarcelados, los cuales han quedado registrados en los informes de organismos defensores de Derechos Humanos nacionales e internacionales, “El Chipote” es uno de los principales centros de detención,  donde las autoridades someten a torturas, violaciones y otros escarnios a los opositores.

Un ejemplo de ello es el que se muestra en el escrito del Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca más, en Costa Rica, en el cual están documentados casos de excarcelados que contrajeron VIH sida por los abusos sexuales a los que fueron sometidos en “El Chipote”.

Quizás también te interese

Violaciones sexuales y VIH

Entre los casos más relevantes está los de Lenin Rojas, Jaime Navarrete y Jaime Chavarría, quienes  denunciaron violencia sexual. A Chavarría le pusieron un arma en el ano, en “El Chipote”.

Otra víctima de agresión sexual que prefirió el anonimato expresó que los policías le dijeron “dejamos que te violen personas con VIH, para que recordés toda la vida lo que pasó"

Leer más:Nuevas sanciones podrían ser la respuesta al actuar de turbas sandinistas en misa de Ernesto Cardenal

Este caso fue documentado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH) en octubre de 2018, el cual reveló la historia en el informe que emitió en septiembre, que detalla los hallazgos de la gira en la que el organismo constató la situación de los nicaragüenses que buscaron refugio en Costa Rica.

“Ese día amanecimos en la barricada y cuando nos disponíamos a irnos a descansar, apareció la policía, y nos empezaron a disparar. Caímos presas 11 personas. Nos maltrataron, robaron y golpearon, nos pusieron armas enfrente y nos tomaron fotos. Después nos revisaron y la teniente Guadalupe me hizo hacer cincuenta sentadillas desnuda. Posteriormente, abusaron de mí cinco policías. Yo solo pude ver los zapatos de quienes abusaron de mí, fueron cinco sujetos los que lo hicieron”, señaló una de las víctimas. 

"Luego de eso, me llevaron desnuda a la celda de mujeres, y más tarde me llevaron a (la cárcel) al Chipote en camioneta. En el Chipote empezaron de nuevos los insultos y los maltratos, especialmente en mi contra, porque yo era identificada como la líder de la organización”, prosiguió la misma víctima.