fbpx
Lun, Dic 09, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr

Ante las acusaciones de injurias y calumnias que recibió el obispo de la diócesis de Estelí de parte de un trabajador de la Empresa de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) de la ciudad, el Cardenal Leopoldo Brenes expresó su apoyo al religioso.

La denuncia al obispo Mata fue interpuesta ante las autoridades policiales por Reinaldo José Obregón Rodríguez, quien dijo que Mata lo señaló, en una misa celebrada el 23 de junio, de ser un parapolicía y de matar a su propio hijo.
Sin embargo, El cardenal explicó que el obispo Mata durante la eucaristía no mencionó nombre y tampoco ha acusado a nadie directamente. “Sabemos que siempre nos dicen cosas, yo lo encontré muy tranquilo de la mano del Señor, y sigue trabajando y visitando sus parroquias”, señaló Brenes.


Además agregó que los ataques en perjuicio a la institución católica, ha estado presente en la historia nicaragüense, porque no todos están de acuerdo del mensaje presente en los sermones
“Ha sido parte de la vida de la Iglesia, no solamente aquí en Nicaragua y en otros tiempos. Recuerdo que alguien me decía, a las propiedades del credo le hace falta una propiedad, la Iglesia es una santa, católica y apostólica, pero le faltaría una propiedad, la Iglesia es perseguida”, respondió el cardenal a las preguntas de un grupo de periodistas, sobre el caso del obispo Mata y el asedio contra los templos, como el ocurrido en la iglesia Divina Misericordia.

Fuente:El Nuevo Diario