Científicos del Instituto de Tecnología de California dicen haber encontrado nueva evidencia de un gigantesco planeta helado en las profundidades de nuestro sistema solar, más allá de la órbita de Pluto.