fbpx
Sesión en la Asamblea Nacional donde son electos Darling Rios y Adolfo Jarquín como representantes del derecho en Nicaragua

En un estado y gobierno ampliamente cuestionable por las constantes violaciones de derechos humanos, se eligieron a nuevos procuradores del derecho que responden a la linea ideologica del gobierno. Darling Carolina Ríos, de 27 años, y Adolfo José Jarquín León, de 37 años, son los nuevos representantes de derechos humanos en Nicaragua, luego que este jueves fueran electos por los diputados en la Asamblea Nacional, luego que la Comisión Especial de Carácter Constitucional los avalara como candidatos para el cargo de subprocurador y procuradora de derechos humanos.

La Asamblea Nacional cerró este miércoles  06 de noviembre  el periodo de recepción de propuestas para ocupar las vacantes en la Procuraduría para la defensa de los Derechos Humanos, tras el fallecimiento del subprocurador Adolfo José Jarquín Ortell; y la renuncia de la procuradora Corina Centeno Rocha.

Las únicas propuestas recibidas fueron las de Gustavo Porras, presidente del Parlamento. Gustavo Porras propuso a Darling Ríos para el cargo de procuradora y a Adolfo José Jarquín León, para el cargo de subprocurador.

 “No existen causales de inelegibilidad, y, por tanto, se procede a que el plenario de la Asamblea Nacional realice la votación correspondiente para sus nombramientos”, concluyó este miércoles la comisión especial de la Asamblea encargada de analizar las propuestas. 

Conociendo a los nuevos procuradores del derecho

Ríos actualmente ocupa el cargo de viceministra en el Ministerio de la Mujer de Nicaragua, también funge en la institución como directora administrativa financiera, según la Contraloría General de la República.

Desde muy joven fue dirigente a nivel nacional de las organizaciones afines al gobierno de Ortega, como la Federación de Estudiantes de Secundaria (FES), y se desempeñó como secretaria de organización de la Juventud Sandinista (JS).

En el informe que fue enviado por esta Comisión destaca que Jarquín León es licenciado en derecho, abogado y notario público con estudios sobre ética pública. Jarquín León es hijo del fallecido subprocurador por los derechos humanos y aliado de la dictadura orteguista, Adolfo Jarquín Ortel. En su descripción ante los miembros de la Comisión, Jarquín prometió defender los derechos de todos los nicaragüenses. “Esta tarea debe seguir siendo prioridad en nuestro país”, dijo. Asimismo enfatizó que cuando asuma funciones continuará, “creando confianza de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos en nuestra sociedad”.

Jarquín León, sustituirá a su padre Adolfo Jarquín Ortel, quien se desempeñó como subprocurador desde 2004, hasta que falleció el pasado sábado 24 de agosto. Desde 2012, Ortel abandonó la ideología liberal para dedicarse a compartir la propaganda del régimen orteguista, a pesar de que la Ley de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos establece que su cargo es incompatible, entre otros, con «el ejercicio de actividades de propaganda política».

Según la Ley de la Procuraduría para la Defensa de los Derechos Humanos 212, para optar a estos cargos, los candidatos deben cumplir ciertas características. Una de estas es “tener reconocida trayectoria y vocación en la defensa y promoción de los derechos humanos y amplios conocimientos en la materia”.

El diputado del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Jimmy Blandón, agregó que desconoce en materia de derechos humanos a ambos candidatos. Aseguró que no presentaron candidatos porque, “ese órgano (La Procuraduría) responde a la dictadura”.