fbpx
Jue, 04 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

14f10d3f0921b7f451c6d3088c99155c W1065

El eurodiputado Ramón Jáuregui, manifestó en su cuenta en Twitter, que está muy preocupado por la “interrupción” del Dialogo en Nicaragua  “Estamos negociando el texto de la resolución que aprobará el PE esta semana y esta noticia trae demasiadas dudas sobre la voluntad del gobierno en las negociaciones. La libertad de los presos es una condición necesaria del diálogo”, escribió Jáuregui.

El parlamentario europeo encabezó una delegación que visitó Nicaragua en enero del presente año, para conocer la crisis que vive el país desde abril pasado.

Diálogo congelado

El uruguayo Luis Ángel Rosadilla, enviado especial de la Secretaría General de la OEA a Nicaragua, se reunió ayer lunes con la oposición, con el fin de evaluar su participación en las negociaciones con las que se busca superar la crisis que estalló en abril pasado.“Él (Rosadilla) viene para evaluar la eventual participación de la OEA en el proceso de negociación”, dijo Carlos Tünnermann, jefe de la delegación de la opositora Alianza Cívica, la contraparte del Gobierno en las negociaciones, al salir de una reunión.Rosadilla, un exguerrillero tupamaro que ha sido diputado y ministro de Defensa de Uruguay, no brindó declaraciones a periodistas.

Según Tünnermann, el enviado especial del secretario general de la OEA, Luis Almagro, “está teniendo reuniones tanto con el Gobierno como con nosotros”, antes de tomar una decisión sobre si participan en las negociaciones, que se encuentran suspendidas.“Está en ese proceso de evaluación para examinar en qué condiciones se está desarrollando el proceso de negociación y así tomar la decisión sobre su eventual participación en el proceso”, explicó.

Rosadilla preguntó a los opositores la manera en cómo se ha venido desarrollando el proceso y la forma en que se aprobó la hoja de ruta de 16 puntos y por qué decidieron entrar “en un proceso de reflexión”, afirmó Tünnermann.La Alianza cívica  anunció en la víspera su retirada de la mesa de negociación con el Gobierno, hasta que Daniel Ortega libere a cientos de “presos políticos” y cese la represión.Ayer estaba prevista la novena sesión del diálogo y a la misma solo acudió la representación del Ejecutivo, que reclamó por la ausencia de la oposición extraparlamentaria.

“Nos retiramos temporalmente de la negociación mientras el Gobierno hace algunos gestos que contribuyan a que haya un clima que demuestre la voluntad del Gobierno de negociar en serio la salida de esta crisis de Nicaragua”, indicó Tünnermann.