A pesar de que a partir del primero de septiembre el salario mínimo aumentará entre 4 y 4.5 por ciento por los ajustes acordados por el Ministerio del Trabajo, este sigue sin poder cubrir los 53 productos de la canasta básica establecida por el Banco Central.

Según las cifras de este, en julio de 2016 la canasta alcanzó los 12,892.5 córdobas, 157.2 córdobas más que en junio, cuando se cotizaba en 12,735.3.

Aunque el sector construcción posee el salario mínimo mensual más alto, con 7,789.56 córdobas, está 5,102.94 córdobas por debajo del precio de los productos de consumo y uso familiar establecidos. El salario más bajo es el del sector agropecuario, con 3,480.74 córdobas al mes.

Solo para cubrir la parte de los alimentos, según las cifras del Banco, se requieren 8,697.33 córdobas mensuales.

Vendedores en mercados preocupados

Aunque los precios de los productos en los mercados se mantienen —incluso algunos como el tomate y la papa han bajado su costo—, los comerciantes manifiestan que las ventas cada vez son más bajas y que normalmente solo el día de pago se ponen buenas.

“Hay suficiente producto y los precios se han mantenido, pero se está vendiendo poco”, asegura Xiomara Salazar, comerciante de carnes del Mercado Mayoreo.

Fuente: La Prensa.