fbpx
Mar, Sep 17, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Por: Ramón Villarreal Bello. Dos muertos a balazos y una ciudadana herida fue el saldo de una fuerte discusión de pareja en la comarca Los Cerros, ubicada en el kilómetro 115.5 de la Carretera a Tola, donde los vecinos del lugar indicaron que escucharon al menos cinco detonaciones de arma de fuego, a las 8:30 p.m. del jueves 23 de junio.

De acuerdo con los avances de las investigaciones dadas a conocer por el jefe departamental de la Policía de Rivas, comisionado mayor Róger Torres Potosme, todo apunta a que la pareja tenía una fuerte discusión, y la joven Ana Gabriela Gutiérrez Obando, de 31 años, tomó una pistola nueve milímetros, propiedad de su pareja Álvaro José Bejarano Bravo, de 38 años, para resolver las diferencias.

Madre de Gabriela intento impedir la tragedia

Ana Justina Gutiérrez, de 58 años, madre de la joven, trató de impedir la tragedia, pero resultó herida en el forcejeo, comentó el jefe policial. “Manifiesta la mamá de Gabriela, Ana Justina Gutiérrez, que inició una discusión en el cuarto (de la casa donde habitaba la joven), donde su hija tenía una pistola en la mano, al querérsela quitar, le realizó un disparo accidental, luego ella (Ana Justina) sale a la calle a buscar auxilio, y cuando ella sale del cuarto se escuchan otros disparos”, afirmó Torres Potosme, con base a la versión de la madre de Gutiérrez Obando.

Vecinos con temor

Un vecino del lugar que pidió omitiéramos su nombre, narró que se escucharon cinco disparos pero nadie se atrevía a entrar a la habitación, hasta tuvieron que lanzar una piedra sobre la ventana del cuarto, para ver si nadie hacía disparos, y luego encontraron los dos cuerpos, pero la joven Gutiérrez Obando aún estaba con vida y fue llevada por una ambulancia de la Cruz Roja al hospital rivense donde falleció minutos después de ingresar. Otra vecina que también no quiso identificarse dijo que la pareja tenía poco tiempo de haberse juntado, e igual que el resto de lugareños, asegura que todo ocurrió dentro de una habitación de la casa.

Investigaciones

Los resultados preliminares de la investigación policial indican que en las manos de la joven encontraron restos de productos nitrados, por lo que se presume que fue ella la que disparó a Bejarano Bravo, herido mortalmente en el tórax con dos impactos de bala, mientras que la muchacha tenía un balazo al lado derecho de su cabeza.

Bejarano Bravo era un conocido mecánico originario de Popoyuapa y Gutiérrez Obando laboraba en una tienda de electrodomésticos y artículos del hogar de Rivas. Bejarano Bravo fue sepultado este viernes a las 3:00 p.m. en Popoyuapa, y el funeral de la joven salió a las 2:00 p.m. de donde fue su hogar en Los Cerros, hacia el cementerio municipal de Rivas.