El cardenal Leopoldo Brenes Solórzano lamentó la decisión de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) de Nicaragua, que arrebató la representación legal del Partido Liberal Independiente (PLI) al diputado opositor Eduardo Montealegre, porque consideró que esto trae consecuencias para el país.

“Verdaderamente es lamentable porque esto es verdad que repercute de manera directa al PLI, pero estas consecuencias van más allá y es a toda la población votante, que está a la expectativa de diversas situaciones que se puedan dar (y) no hay duda que estaban a la expectativa de esta decisión (de la CSJ) y que lastimosamente tomó tanto tiempo (la decisión), que bien se hubiera podido tomar hace uno o dos años, antes de que se comenzara todo el (actual) proceso electoral, pero dándose al inicio de este proceso electoral, toda la gente comienza a pensar mal”, manifestó Brenes.

El líder católico indicó que ojalá se busque cómo hacer una enmienda tras la decisión de la CSJ, para que no se le quite el entusiasmo a la población de querer ir a ejercer el sufragio a favor del partido de su preferencia.

Agregó que tanto el Consejo Supremo Electoral (CSE) como los demás poderes del Estado y las instituciones religiosas no deben imponer sus decisiones, sino poner una actitud de servicio, “y yo siento que el Consejo Supremo Electoral (CSE) es un organismo de servicio y al servicio de la población votante y tiene la obligación de crear un ambiente donde la gente vaya con toda tranquilidad (a la votación)”, agregó el Arzobispo Metropolitano de Managua.

Recomendó al presidente inconstitucional de Nicaragua, Daniel Ortega, como a la clase política, a que tengan la capacidad de escuchar el sentir de la población, tal y como lo presentaron en el último documento en el 2014.

Mata se pronuncia

Monseñor Abelardo Mata, obispo de Estelí, reprochó la actuación de la CSJ . “Es una barbaridad todo eso, una zanganada de un gobierno que no tiene interés de entregar el poder”, criticó el obispo de la Diócesis de Estelí y miembro de la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN). El religioso recordó cuando los obispos de la CEN se encontraron con Daniel Ortega, en el 2014, a quien le entregaron un documento que reflejaba los problemas del país, entre estos los institucionales y electorales.

“En 2014 le pedimos a Daniel que por bien de la patria las elecciones fueran limpias, pero jamás pensamos esto, porque ya se está pasando de la raya, porque revivir una causa y faltando pocos meses para la campaña le quitan la personería al mayor contrincante de la oposición para pasársela a un grupúsculo”, aseguró Mata.

Información de:Noel Amílcar Gallegos y Emiliano Chamorro