fbpx
Mar, 02 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Falso médico de Daniel Ortega  enamoró por Facebook a una chilena, quien perdonó sus mentiras porque lo hizo por amor

Rita Delgado es una chilena que vive específicamente en una localidad llamada Lajas. A sus 60 ella encontró el amor en un nicaragüense que se le presentó como médico especialista en neurocirugía y cardiología, con la particularidad de que le reveló que era el doctor de cabecera del presidente Daniel Ortega.

Sin dudas, estos datos deslumbraron a la mujer, pero una de sus hijas desconfiaba de la información, porque al momento de hacer videollamadas, el hombre que dijo llamarse Fanor Rivera, aparecía en piezas muy modestas que no concordaban con sus rimbombantes cargos.

La historia de amor se dio a conocer a través del programa “Espías del amor” o “Catfish Chile” y se ha viralizado al develar la realidad del hombre oriundo de Managua.

Todo inició cuando Rita conoció al “doctor Fanor Rivera”, a través de Facebook. A través de las conversiones, Rivera, además de hacer sentir especial a Rita, siempre le hablaba de su trabajo como médico en el Hospital Militar “Alejandro Dávila Bolaños”, de sus múltiples cirugías y de su responsabilidad como médico del presidente.

Quizás también te interese

En los videos, en los cuales el nicaragüense no mostraba completamente su hogar, le expresaba que no podían conversar de forma constante porque sus múltiples ocupaciones con los pacientes se lo impedían.

Por problemas personales Rita no pudo viajar a Nicaragua, pero vino en su representación su hija, quien acompañó al equipo del programa para buscar la verdad oculta en la persona “del Doctor enamorado”
En el proceso de investigación se descubrió que en la base de datos del Ministerio de Salud no existía ningún médico con el nombre de Fanor Rivera.

A la vez, se develó que el sujeto tenía cinco perfiles de Facebook, a través de los cuales buscaba y sostenía relaciones con mujeres tanto de Nicaragua como de otros países .

Luego de buscarlo en el hospital militar y en la clínica en la que supuestamente trabajaba, finalmente dieron con su paradero, debido a una trampa que le tendieron. Rita Delgado le habría dicho que le enviaba un regalo, por lo que necesitaba su dirección exacta.

Así, Rivera fue localizado en una casa ubicada cerca del Puente del puerto Salvador Allende. Al verse descubierto en su mentira, pues salió en short, camisola y chinelas, no tuvo más alternativa que admitir que no es médico, pero sí aseveró que es funcionario público y trabajaba en la Policía Nacional como monitor de jóvenes.

La situación se tornó tensa. Fanor solo se limitaba expresar que ama a Rita y que prefería hacer las aclaraciones fuera de cámaras.

Aunque Rita se mostró desilusionada por las mentiras, al final del episodio dijo que seguía con la relación a distancia, pero una distancia que se acortaba por el sentimiento profundo que había surgido entre ambos. Justificó su decisión aseverando que Fanor había mentido por amor.