fbpx
Mar, Sep 17, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Las nuevas invenciones tecnológicas han venido a proporcionar el desarrollo en todos los sentidos de la palabra, cada día un avance tecnológico está en nuestras manos.

El siglo XXI, la era de la tecnología.

Si bien es cierto prácticamente todos tenemos la oportunidad de actualizar nuestros conocimientos, de explotar nuestras habilidades y de conocer de todo el mundo. Pero... ¿Qué tan fructífero es estar sumergidos en la tecnología? 

Estudios han revelado que hoy en día más del 90% de la población usa la tecnología, pero ese no es el problema, sino la manera en cómo y para qué se usa.Una de las problemáticas latentes es el uso que los niños y las niñas le dan a estos y lo que estos causan en ellos.

Vemos como niños de 4 años en adelante dominan a la perfección los celulares, las consolas de videojuegos, las computadoras y los sitios a los que acceden. La gran preocupación que existe es el hecho de que al descuidar lo que ellos están haciendo se está poniendo en riesgo la vida.

No es normal que hoy en día los niños y las niñas prefieran estar durante todo el día con sus tablets o celulares y no quieran compartir socialmente con otros niños.La psicóloga Vivian Fernández, terapeuta, señala que "ser sociable le permite elegir con criterio a sus amigos, crear amistades más sanas, vencer la timidez, compartir con los demás, trabajar en equipo cuando sea necesario, le ayuda a superar las crisis propias de cada etapa, aprender el valor de la justicia, la equidad. En fin al crecer serán hombres y mujeres más felices".

Por eso es importante que puedan compartir humanamente con otros.A lo mejor muchos padres de familia creen que sus hijos e hijas son felices porque no molestan, porque se mantienen en casa; pero mucho ojo con eso, los niños al adaptarse a hacer siempre lo mismo, crean su propio mundo y no es un mundo real, sino ficticio, y por ello el comportamiento que adoptan no es tan positivo.

 

Es de suma importancia que exista una gran relación entre padres e hijos, no es malo enseñarles a manejar las distintas herramientas tecnológicas, es bueno que los niños aprendan a a cantar, a dibujar, a leer a través de estas, pero se debe hacer con cautela, conciencia y supervisión.

Los niños y  niñas necesitan amor y acompañamiento constante: humano, no virtual; necesitan consejos, limitaciones y experiencias sociales, solo así se convertirán en hombres y mujeres capaces de enfrentar los acontecimientos de la vida con valentía y solo así dejaremos un día de ver a tantas chicas y chicos quitarse la vida por sentirse solos y sin motivos para seguir. La niñez es la mejor etapa para que los niños y las niñas aprendan el valor de la vida, el valor del amor y sobre todo el valor que las relaciones interpersonales poseen.