fbpx
Vie, Oct 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Una nueva cápsula espacial estadounidense para astronautas despegó el sábado hacia la Estación Espacial Internacional - un vuelo de prueba suma importante para SpaceX.

El único pasajero fue un muñeco de prueba de tamaño real, llamado Ripley como la protagonista de las películas "Alien". SpaceX tiene que tener éxito con el debut de su cápsula de pasajeros Dragón para poder enviar cápsulas con gente a fines de este año.

Se prevé que la cápsula llegará a la estación espacial el domingo por la mañana, solo 27 horas después del despegue. Pasará cinco días acoplada a la estación para luego regresar y caer a la antigua en el Atlántico el próximo viernes - un entrenamiento vital para la próxima demostración espacial, a realizarse posiblemente este verano, con dos astronautas a bordo.

El cohete Falcon 9 despegó al amanecer del sábado del mismo lugar donde han despegado transbordadores espaciales y cohetes Apollo rumbo a la luna, esta vez con un muñeco de prueba como pasajero.

"Esto es de crucial importancia ... estamos a punto de lanzar astronautas estadounidenses en cohetes estadounidenses desde territorio estadounidense de nuevo, por primera vez desde el retiro de los transbordadores espaciales en el 2011", dijo el administrador de la NASA Jim Bridenstine, quien recibió un tour especial de la cápsula en la víspera del despegue de parte del fundador y director general de SpaceX Elon Musk.

Alrededor de 5.000 empleados y contratistas de NASA, turistas y periodistas se dieron cita en la madrugada en el Centro Espacial Kennedy con el equipo de despegue de SpaceX, mientras el cohete Falcon 9 despegó al amanecer del mismo lugar donde han despegado transbordadores espaciales y cohetes Apollo rumbo a la luna.

En la otra parte del país, en el Centro de Control de Misiones SpaceX, en Hawthorne, California, empleados de la compañía celebraron jubilosamente, festejando cada desarrollo hasta que la cápsula entró en órbita con éxito.

La NASA ha contratado empresas privadas, SpaceX y Boeing, y les ha dado 8.000 millones para construir y operar cápsulas de pasajeros para llevar astronautas a la estación espacial y traerlos de regreso.

Los únicos que ahora pueden enviar cohetes con astronautas a la estación ubicada a 400 kilómetros (250 millas) son los rusos. El costo por pasajero de los Soyuz se ha disparado a lo largo de los años; el costo de la NASA es de 82 millones por asiento.

Boeing planea realizar en abril la primera prueba de vuelo de su cápsula Starliner, con astronautas a bordo posiblemente en agosto.

Fuente AP

TAGS: ,