Facebook aclaró que la aplicación trata simplemente de dar un espacio seguro a padres e hijos para comunicarse, y que dentro de la misma no hay publicidad.

El grupo Campaña por una Infancia sin Comerciales, compuesto por educadores, psicólogos, y pediatras, criticaron fuertemente la aplicación de messenger desarrollada por la plataforma social Facebook para niños menores a 13 años.