fbpx
Mar, Nov 19, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr

Un veterano de la Armada estadounidense que sufre los efectos del stress postraumático y una mujer que lucha contra el cáncer se convirtieron en las primeras personas en adquirir marihuana medicinal en Louisiana, el martes, ya que el estado pasó a ser el primero en el sur del país en dispensar cannabis terapéutico, cuatro años después de que los legisladores del estado aprobaran el acceso al producto.

Nueve farmacias tienen licencia para dispensar marihuana medicinal en todo Louisiana.

Louisiana se suma a más de 30 estados que permiten la marihuana medicinal. Y aunque la marihuana está prohibida a nivel federal, una enmienda del Congreso impide que el Departamento de Justicia interfiera con los programas de marihuana medicinal de los estados.

GB Sciences, uno de los dos productores autorizados por el estado, comenzó a distribuir marihuana medicinal a los dispensarios inscritos de Louisiana, el martes por la mañana, después de que los reguladores estatales completaron las pruebas finales y autorizaron la liberación del producto.

Cientos de pacientes en Louisiana han estado esperando el inicio del programa después de años de trabajo de los legisladores, quienes crearon el marco regulatorio en 2015 para dispensar el cannabis. También ha habido disputas regulatorias y otros obstáculos.

El senador estatal Fred Mills, farmacéutico de la parroquia de St. Martin, que patrocinó la ley de marihuana medicinal, nunca pensó que los pacientes tardarían años en obtener acceso. Mills dice que ha recibido repetidamente llamadas de personas con cáncer, convulsiones y otras condiciones debilitantes, y de sus familiares, preguntando cuándo llegaría el cannabis a los estantes de las farmacias.

Solo los centros agrícolas de la Universidad Estatal de Louisiana y la Universidad del Sur están autorizados para cultivar marihuana medicinal.

Los desacuerdos regulatorios entre GB Sciences, el productor de LSU y los reguladores estatales en el departamento de agricultura de Louisiana impidieron que el producto llegara antes a las farmacias y los defensores de la marihuana medicinal afirmaron que la agencia creó obstáculos regulatorios innecesarios.

Entretanto, Southern rompió lazos con la primera compañía que eligió para cultivar marihuana. La nueva productora de Southern, Ilera Holistic Healthcare, plantó su primera cosecha hace dos semanas y estima que su primer producto podría estar disponible en los próximos meses.

Según la ley de 2015 y los cambios adicionales aprobados desde entonces, Louisiana está permitiendo que la marihuana medicinal trate una larga lista de enfermedades y trastornos, como cáncer, trastornos convulsivos, epilepsia, glaucoma, trastorno de estrés postraumático y enfermedad de Parkinson.

Los médicos no emiten una receta sino un "formulario de recomendación médica", un matiz legal destinado a evitar que los médicos pongan en peligro sus licencias médicas porque la ley federal prohíbe la prescripción de marihuana.

La marihuana puede estar disponible en aceites, píldoras, líquidos, aplicaciones tópicas y un inhalador, como el que usan los pacientes con asma, pero no en forma fumable.

El primer producto de GB Sciences será tinturas líquidas, en tres concentraciones diferentes. John Davis, presidente de GB Sciences Louisiana, dijo que espera tener disponibles tiras de disolución por vía oral en un mes, seguidas de cremas tópicas.

Las farmacias establecen su propio precio por los productos, y el seguro no cubrirá el costo, por lo que los pacientes tendrán que pagar de su bolsillo entre $ 99 y $ 200 por producto, según farmaceutas consultados por la Voz de América.

Voz de America