fbpx
Mar, Sep 17, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

La presión arterial óptima de las personas es de 120/80 milímetros de mercurio (mmhg) y quien presenta 140/90 mmHg o más es un hipertenso.

Los especialistas del Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (INETER), advirtieron este lunes que las temperaturas alcanzaran los 38 grados centígrados en el occidente del país.Estaremos viviendo días muy calurosos y esto producirá mayor peligro de enfermedades y muerte cardiovasculares.

Salvadora Martínez, meteoróloga del INETER detalló que en esta semana las temperaturas oscilarán en 35 grados en Managua, 32 en el Norte, 30 en el Caribe, 27 en Jinotega y 31 en Meseta de los Pueblos.

Treinta por ciento de adultos en el país padecen  Hipertensión arterial (HTA) y la mitad de ellos no experimentan ningún síntoma. (“asesino silencioso”.)

Calor y la presión 

Dentro de nuestro cuerpo el calor se comporta se comporta como factor de estrés biológico que desencadena liberación de adrenalina y noradrenalina, sustancias con efecto vasopresor, es decir suben la presión arterial. Aparecen síntomas o complicaciones de la HTA. Las personas que tienen síntomas de HTA se quejan de dolores de cabeza, en especial en zona occipital y matutina, en ocasiones acompañados de epistaxis o sangrados de nariz. Un síndrome vertiginoso (mareos) puede ser carta de presentación de la enfermedad.

La “visión de chispas o candelillas”, palpitaciones, cansancio y hasta disminución de la potencia sexual en varones, son algunas de las molestias que produce esta enfermedad considerada primera causa de enfermedad y muerte cardiovascular.

Lamentablemente el calor puede precipitar Crisis Hipertensiva (CH) en la cual se detectan cifras de presión arterial elevadas como por ejemplo, 220/130 milímetros de mercurio.

Recomendaciones

* Tomarse puntualmente su tratamiento, mantenerse hidratados aunque no tengan sed.
* Hidratación constante
* No consumir bebidas alcohólicas
* Reducir sal de la dieta
* No exponerse al sol en las horas pico
* Acudir al médico internista frente a cualquier molestia.