Imagen de cortesía

Las precipitaciones de los últimos días han desatado la proliferación del  mosquitos (Aedes aegypti) es el principal vector de los virus que causan  dengue y  chicungunya

Las autoridades del ministerio de salud emprendieron una campaña preventiva donde instan a las familias a mantener, los hogares limpios y libres de recipientes que pueden acumular agua y el mosquito pueda encubar

Jornadas de abatatizacion y fumigación son llevadas a cabo en todo el territorio nacional esto para evitar el brote masivo de dengue y reducir la tasa de personas hospitalizadas por dichos virus.

En Carazo los trabajadores del Ministerio de Salud han trabajado en los últimos días en la fumigación casa a casa con el fin de minorar la cantidad de estos insectos que causan enfermedades.

Se hace el llamado a visitar inmediatamente el centro de salud más cercano al momento de presentar síntomas como fiebres altas, dolor de cabeza y articulaciones, salpullido y sangrado en la nariz.

En el último informe presentado por autoridades sanitarias destacan los siguientes datos

El doctor Carlos Sáenz, secretario general, indicó que se realizaron 248 mil 189 visitas casa a casa, se analizaron un millón 156 mil 786 depósitos y se eliminaron un millón 1967 criaderos También fueron fumigadas 161 mil 176 viviendas “Con la comunidad organizada realizamos 638 jornadas de limpieza en donde se eliminaron 4900 metros cúbicos de basura", dijo. A nivel de la región el dengue ha afectado grandemente. En Honduras según lo reportado hay 180 casos graves y un fallecido. En Panamá van tres fallecidos, en el Salvador 17 graves, en Guatemala 4 fallecidos y en Nicaragua hay dos fallecidos. Para erradicar esto hay que eliminar al mosquito en estado larvario. Para lograrlo hay que evitar recipientes no útiles con agua, dentro y en los alrededores de la casa.

Es importante acatar las recomendaciones y tomar las medidas pertinentes sobre todo en los hogares donde habitan niños y personas de la tercera edad quienes en estas circunstancias se vuelven los más vulnerables