La Primerísima

Funcionarios del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), entregaron este miércoles a las autoridades sanitarias, reactivos y materiales de reposición periódica para el desarrollo de tamizaje neonatal, y de esta manera fortalecer la línea estratégica de prevención del hipotiroidismo congénito.

El Secretario General del Ministerio de Salud (Minsa), Carlos Sáenz, dijo que el gobierno está comprometido a desarrollar acciones para garantizar el derecho de niños y niñas a crecer saludables y felices, en un entorno inclusivo, lleno de amor, de cuidado y cariño.

Por su lado, María Eugenia Lara, profesora de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), dijo que hasta momento del nacimiento, es necesario tomar la muestra del cordón umbilical del niño o niña. Esta muestra de sangre se coloca en filtros de papel.

Añadió que la muestra es llevada al laboratorio de bioquímica, donde los especialistas de la UNAN-León, descartan o detectan la hormona estimulante de tiroides. Si la hormona está aumentada, se identifica a niños sospechosos de padecer hipotiroidismo, la cual es una enfermedad relacionada de forma directa a la discapacidad intelectual.

Los especialistas señalan que a los sospechosos de esta enfermedad, se les llama nuevamente y se les hacen exámenes para confirmar si hay o no hipotiroidismo.

Los insumos entregados por el Unicef al Minsa, servirán precisamente para fortalecer esa línea de prevención contra el hipotiroidismo y garantizar a los niños y niñas el derecho a una atención integral en salud.

La Primerísima