Imagen de referencia

El sueño de la mayoría de seres humanos es poder comer sin engordar, cenar algo delicioso sin remordimientos es posible.

Platillos de huevos

Es una buena fuente de proteína que contiene los aminoácidos esenciales. Te hacen sentir satisfecho rápidamente. La mejor opción serían huevos Benedict o simplemente huevos cocidos. Los omelettes y huevos revueltos también son buenos siempre y cuando los prepares sin aceite o con una cantidad mínima de éste.

Queso, uvas y nueces

Una pequeña porción de queso solo contiene unas 100 kcal pero te da mucho placer y beneficios en forma de triptófano, proteína y caseína. Se cree que la última incluso puede acelerar el metabolismo para el día siguiente si la consumes antes de dormir. Unas uvas, ricas en melatonina, también son buenas antes de irte a la cama.

queso

Pavo con puré de calabaza(Ayote)

Para quienes prefieren algo "más serio", se les recomienda el pavo: es una excelente fuente de triptófano y proteínas saludable. Además, el pavo se digiere más fácil que el pollo. Para la guarnición, elige algo ligero y sabroso. Por ejemplo, un puré de calabaza.

Hummus con palitos de vegetales

La base de este platillo, los garbanzos, son ricos en vitamina B6, la cual a su vez es importante para la síntesis de la melatonina. El mejor complemento para este platillo oriental, si decides comerlo de noche, son tiras de pepino, calabacitas y zanahoria.

Mazorca(Maíz) aromática

Para comer de noche, se recomienda la mazorca: pero no enlatada sino cocida. Este alimento elimina el exceso de colesterol del organismo y detiene la acumulación de las reservas de grasa. Recuerda que no hay que "condimentar" tu cena con mantequilla ni sal.

Pescado

Si piensas cenar tarde, es mejor optar por el pescado blanco. Por ejemplo, bacalao o el que se encuentre en tu región.

Información: Genial Guru