Imagen de referencia

En el Hospital Bertha Calderón existe desde hace 4 años el único Banco de Leche que se especializa en recolectar la leche materna para procesarla y posteriormente alimentar a los recién nacidos, que se encuentran hospitalizados por infecciones o son bebés prematuros.

La importancia del Banco de Leche radica en que suministra a los bebés con alguna deficiencia el alimento necesario para mantenerlos con vida y reducir drásticamente la mortalidad neonatal.

La licenciada Ligia Rodríguez, Jefa del Banco de Leche del Hospital Berta Calderón, explicó que el Banco de Leche funciona con la selección de la donante de leche y su captación, posteriormente se desarrolla la pasteurización y almacenamiento de la leche, proceso que se realiza tres a 4 veces por semana.

Actualmente el Banco de Leche está beneficiando a 90 niños, pero en los últimos 4 años, más de 2 mil 500 recién nacidos han sido atendidos por este importante banco. Además, unas 257 mujeres son donadoras de leche.

Rodríguez explica que la leche materna pasteurizada es un tratamiento terapéutico que salva la vida de todos los niños prematuros con peso menores a mil 500 gramos. La leche hace que el bebé aumente de peso y supere más rápido las infecciones.

Con el Banco de Leche "beneficiamos a niños con infecciones, con alergias a la proteína hematóloga, a niños con atrofia nutricional, y por criterios médicos. La fórmula (leche en polvo) produce muchas infecciones, las madres viven solo en los centros de salud, y la leche pasteurizada pasa por un proceso terapéutico térmico de 62.5 grados centígrados que logra la inactivación de todas aquellos microbios patógenos y la inactivación de todos los virus", aseguró la especialista.

Una de las metas del sistema de salud es tener centros de recolección de leche en los principales hospitales para que el Banco de Leche la pasteurice y de esa manera se contribuya a reducir la mortalidad neonatal en los hospitales.

La joven Jacqueline Alemán, madre de una bebé, es una de las donantes activas del Banco de Leche.

Relató que "cuando mi bebé nació era de muy bajo peso y ella no se alimentaba bien, tenía demasiada leche y a ella no se le estaba dando de comer. Entonces ellos me seleccionaron para poder donar la leche porque tenía mucho y mi bebé no la necesitaba. En Neonato hay muchos niños que necesitan la leche y hay madres que no tienen la capacidad de amamantar porque el primer día les baja la leche".

"Afortunadamente fui una de las madres con abundante leche, entonces ellos me seleccionaron. Primero me hicieron exámenes de VIH, Sífilis y Hepatitis B, para poder ser donadora", explicó.

Jacqueline dice que ella se siente contenta de ser donadora.

"Me siento contenta porque al tener un niño prematuro te das cuenta de la necesidad que tienen todos los niños allá adentro. Hay muchos niños que necesitan la leche de nosotros, hay madres que no podemos dárselas y me siento contenta al saber que ayudo a mi bebé como a muchos que están adentro", aseguró.

La joven mamá dice que cada dos horas llega al Banco de Leche a depositar un aproximado de 120cc. de leche.

"Hay muchas madres que están operadas y no pueden venir a donar leche o no pueden atender a sus hijos, por eso donar leche es muy importante, porque nos ayuda bastante a todas las madres para que todos los niños se puedan nutrir dentro del hospital", reiteró Jacqueline.

En el hospital Bertha Calderón el Banco de Leche atiende las 24 horas al día, los 365 días del año.

19 Digital