fbpx

La amenaza del virus zika se ha expandido por el mundo.Sin embargo, Brasil fue el primer país en alertar sobre esta enfermedad cuando comenzaron a aparecer cada vez más casos de bebés con microcefalia.

Muchas mujeres descubrieron que sus bebés tenían microcefalia y otros problemas antes de que existiera información sobre el vínculo entre esta enfermedad y el virus zika. En Salvador, en Bahía, Mila Mendonça y Rodrigo Gomes estaban esperando su segundo hijo cuando les informaron sobre los problemas de su bebé, tres meses antes de nacer.Su hijo, Gabriel, tiene microcefalia además de un síndrome que afecta sus músculos y articulaciones. También tiene una pierna deformada y calcificaciones en partes del cerebro.Mientras los expertos continúan analizando los efectos del zika, los padres de Gabriel ya están enfocados en hacer todo lo posible para facilitar el desarrollo de su hijo.