Domingo 16 Junio 2024
Salud

Aquí hay 5 formas en las que la terapia puede ayudarte a aumentar la felicidad

En las películas antiguas, suele representarse con un paciente tumbado en un diván, hablando con un analista de rostro pétreo que toma notas y nunca habla.

 Los críticos a veces lo describen burlonamente como mirarse el ombligo. A los terapeutas se les llama "loqueros", en referencia a la antigua práctica de encoger la cabeza de un enemigo vencido.

Y admitámoslo, esta práctica sigue siendo un estigma para muchos: reconocer que se acude a un terapeuta equivale a admitir que se es débil o que se está "loco", sobre todo en algunas profesiones.

Cuando se trata de salud física, la mayoría de nosotros no duda demasiado en buscar ayuda para lesiones como un hueso roto o una quemadura. Pero cuando se trata de salud emocional, a menudo se produce un retraso, que posiblemente desemboque en una crisis de salud mental mayor.

"No tenemos esta jerarquía del dolor con nuestra salud física. No decimos: 'Oh, me he caído y me he roto la muñeca, pero no tengo cáncer en estadio 4, así que voy a dejar que mi muñeca cuelgue y no voy a hacerme ver de un médico'. Y tenemos una actitud muy diferente respecto a la salud emocional", afirma.

La reticencia a la terapia puede deberse a su estigma, al escepticismo sobre su utilidad, al coste en tiempo y dinero o simplemente a la incertidumbre sobre su funcionamiento, y esta reticencia a hablar de salud mental está bastante extendida.

Según una encuesta del Pew Research Center publicada en mayo de este año, el 31% de los encuestados afirmaron que solo se sentirían algo cómodos hablando con un terapeuta sobre su salud mental, mientras que el 18% dijo que no se sentirían demasiado o nada cómodos haciéndolo.

"Hay muchas ideas erróneas sobre la terapia, y creo que a menudo eso impide que la gente acuda", afirma Gottlieb. "(Una) es que vas a entrar, vas a descargar el problema de la semana, y vas a salir, y básicamente sólo te quejas y te validan tus quejas.

"Y eso no es la terapia. Nos gusta decir que la perspicacia es el premio gordo de la terapia, que puedes tener toda la perspicacia del mundo, pero si no haces cambios en el mundo, la perspicacia es inútil", dijo, señalando que la mayor parte de la terapia tiene lugar en la semana entre sesiones “donde realmente estás tomando lo que has aprendido y haciendo algo diferente”.

Pasar a la acción no solo reconfigura el cerebro, sino que, en última instancia, puede traducirse en una persona más feliz.

"¿Experimentan más alegría? Sí. ¿Están más satisfechos con su vida? ¿Se sienten menos estresados, menos tristes, más capaces de manejar las cosas cuando no van bien, menos reactivos cuando se encuentran en una situación que tal vez les resulta difícil desde el punto de vista relacional, más capaces de encontrar una especie de paz interior? Sí", afirma Gottlieb. "No hay que subestimarlo. Creo que cuando la gente dice: 'Oh, sólo quiero ser feliz'. Todas las cosas que acabo de describir te aportan felicidad".

¿Cómo puede la terapia mejorar tu felicidad? Aquí están las cinco razones principales de Gottlieb.

1. La terapia ofrece perspectiva

Lo ideal es que la terapia sea imparcial.

"La terapia es como obtener una segunda opinión realmente buena sobre tu vida, de alguien que no está ya en tu vida", dijo Gottlieb. "Cuando intentamos que nos aconsejen u orienten personas cercanas, les resulta difícil separar la relación que tienen con nosotros y poder ver el asunto con objetividad".

Nuestros amigos, dice, nos dan "compasión idiota": validan lealmente nuestros sentimientos, a menudo sin señalar nuestro propio papel en los conflictos. Los terapeutas están formados para darnos "compasión sabia".

"Te mostramos un espejo y te ayudamos a ver algo de lo que te está atascando, que quizá no has querido o no has podido ver. Te ayudamos a ver algo que puedes cambiar activamente", dijo Gottlieb. "Y creo que hay algo tan empoderador en eso, y es tan traducible a muchas relaciones diferentes".

2. La terapia es un espacio seguro

En la terapia, puedes explorar temas aparentemente frívolos.

"La terapia puede hacerte más feliz porque te ayuda a ser realmente intencional sobre lo que quieres en tu vida. Y no creo que tengamos muchos espacios para hablar de eso", dijo Gottlieb, refiriéndose a conceptos como la satisfacción vital.

"A veces la gente piensa: 'Bueno, tengo un techo sobre mi cabeza y comida en la mesa. Así que no puedo hablar de todo esto del significado y la satisfacción'", explica. "En la terapia, tienes un espacio donde realmente puedes hacer esas preguntas difíciles, y nadie te está juzgando y nadie está tratando de decirte: 'Bueno, ya tienes suficiente'".

3. La terapia ayuda a conectar con los demás

Los tiempos modernos han creado una epidemia de soledad; la pandemia no ha hecho más que empeorarla. La terapia puede ser un puente.

"Tenemos esta epidemia de soledad. Y creo que mucha gente quiere conexiones más profundas y significativas, pero no sabe cómo hacerlo", dice Gottlieb. "Creo que todos hemos crecido con ciertas ideas sobre cómo son las relaciones y las amistades. (Pero) no siempre somos conscientes de las formas en que podemos estar impidiéndonos a nosotros mismos tener relaciones más significativas".

Por ejemplo, muchas personas evitan los conflictos o los buscan, mientras que otras tienen ansiedad social o nunca aprendieron las habilidades sociales necesarias. "Así que no sabemos cómo tender la mano aunque queramos", dijo. "Y creo que en terapia aprendes a crear conexión en tu vida, que es uno de los factores más influyentes cuando se trata de la felicidad".

4. La terapia nos ayuda a ver el panorama general

La terapia ayuda a las personas a ver que forman parte de fuerzas mayores, y no simplemente individuos que se formaron sin influencias externas.

"A veces sentimos que los problemas están como 'ahí fuera', no sabemos realmente que formamos parte de esa dinámica, de esa danza", afirma Gottlieb. "(La terapia) te ayuda a procesar esos asuntos pendientes".

Señaló que nuestros padres eran humanos y a menudo hacían lo que aprendían de sus padres. "Y (la terapia es) un lugar donde puedes decir: '¿Qué es algo de esto viejo que estoy cargando conmigo y que ni siquiera me doy cuenta de que estoy cargando?", dijo, señalando que una vez que entiendes cómo tu historia influye en cómo navegas por el mundo, puedes cambiar los patrones.

"Te hace más feliz porque no estás llevando la carga de algo que sucedió hace mucho tiempo", dijo.

5. La terapia nos ayuda a controlar nuestra historia

Nuestra vida es una narración, y la terapia puede ayudarnos a darle sentido.

"Cuando piensas en nuestras vidas... en realidad son historias. (La terapia) te ayuda a aclarar tu historia y a tomar la autoría de tu historia", dijo Gottlieb. "Te ayuda a ser el autor de tu propia vida. ... Si estoy creando este tiempo limitado que tengo aquí —esta vida que tengo aquí—, ¿por qué estoy dejando que todas estas otras personas escriban mi historia por mí, y cómo puedo realmente apropiarme de mi historia?".

 

Fuente: CNN

 

Dirección
Stereo Romance
Del parque los chocoyitos
2 1/2 cuadra abajo
Jinotepe, Carazo
Nicaragua CP:: 45000
Teléfonos
Whatsapp: +505-8845-5010
PBX: +505-2532-0871
Servicios
Publicidad Radial
Unidad móvil
Campañas BTL
Edecanes
Producción Radial

Descarga Nuestra App en Google Play