fbpx
Domingo, Agosto 09, 2020

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Tecnología y Salud

Médico

Li Wenliang había mandado un aviso por chat a sus colegas el 30 de diciembre pasado y pocos días después la policía le hizo firmar un compromiso de que dejaría de “hacer comentarios que perturbaban el orden público”

El doctor Li Wenliang fue interrogado por la autoridad de salud local, y luego fue convocado por la policía de Wuhan para firmar una carta de reprimenda en la que se le acusó de “difundir rumores en línea” y “perturbar gravemente el orden social”.

El Dr. Li fue hospitalizado el 12 de enero después de contraer el virus de su paciente, y se confirmó que tenía el coronavirus el 1 de febrero. El 30 de diciembre, Li Wenliang lanzó una bomba en el grupo de exalumnos de la escuela de medicina en la popular aplicación de mensajería china WeChat: siete pacientes de un mercado local de mariscos habían sido diagnosticados con una enfermedad similar al SARS y puestos en cuarentena en su hospital.

Li explicó que, según una prueba que había visto, la enfermedad era un coronavirus, una gran familia de virus que incluye el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS). En el 2003, en China, una pandemias de SRAS mató a cientos de personas tras el encubrimiento del Gobierno. “Solo quería recordarles a mis compañeros de la universidad que tuvieran cuidado”, dijo.

Li, un médico de 34 años que trabajó en Wuhan, la ciudad central de China en el epicentro del brote mortal de coronavirus, les dijo a sus amigos que advirtieran a sus seres queridos en privado. Pero en cuestión de horas, las capturas de pantalla de sus mensajes se volvieron virales. A la fecha, el virus ha cobrado al menos 427 vidas y ha enfermado a más de 20.000 personas en todo el mundo, incluyendo a Li.

 Fuente: CNN En Español