fbpx
Sáb, 18 Septiembre

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Cultura

Descargo de responsabilidad.

La información contenida en este sitio web es solo para fines de información y entretenimiento general.

La información proporcionada por Stereo Romance es actualizada y corregida continuamente, pero no hacemos declaraciones ni garantías de ningún tipo, expresas o implícitas, sobre la integridad, precisión, confiabilidad, idoneidad o disponibilidad con respecto al sitio web, la información publicada, productos, servicios o gráficos relacionados, contenidos en el sitio web para cualquier propósito.

Por lo tanto, cualquier confianza que deposite en dicha información es estrictamente bajo su propio riesgo.

En ningún caso seremos responsables de ninguna pérdida o daño, incluidos, entre otros, pérdidas o daños indirectos o consecuentes, o cualquier pérdida o daño que surja de la pérdida de datos o ganancias que surjan de, o en conexión con, el uso de este sitio web.

A través de este sitio web, puede conectarse a otros sitios web que no están bajo el control de Stereo Romance. No tenemos control sobre la naturaleza, el contenido y la disponibilidad de esos sitios.

La inclusión de cualquier enlace no implica necesariamente una recomendación ni respalda las opiniones expresadas en ellos.

EXCLUSIÓN DE GARANTÍAS Y RESPONSABILIDAD: Stereo Romance no se hace responsable, en ningún caso, de los daños y perjuicios de cualquier naturaleza que pudieran ocasionar, a título enunciativo: errores u omisiones en los contenidos, falta de disponibilidad del portal o la transmisión de virus o programas maliciosos o lesivos en los contenidos, a pesar de haber adoptado todas las medidas tecnológicas necesarias para evitarlo.

Stereo Romance se reserva el derecho de efectuar sin previo aviso las modificaciones que considere oportunas en su Site, pudiendo cambiar, suprimir o añadir tanto los contenidos y servicios que se presten a través de la misma como la forma en la que éstos aparezcan presentados o localizados en su Site.

Stereo Romance podrá eliminar mensajes de texto, blogs, chats, foros, cartas, artículos de opinión, etc. con contenido discriminatorio, desagradable, abusivo, burlesco, amenazante, homofóbico, xenofóbico, injurioso, calumnioso, difamatorio, pornográfico, sexista, que busquen crear estereotipos entre grupos de la población, que contengan ataques personales, en favor de la guerra y toda apología del odio nacional, racial o religioso, que constituyan incitaciones a la violencia o cualquier otra acción ilegal similar contra cualquier persona o grupo de personas, que infrinjan derechos de propiedad intelectual de terceros, o que sean repetitivos, con correo basura o "spam" a favor de una persona, entidad o comercio, con el fin de hacer promociones de bienes o servicios, que contengan virus, o codificaciones que puedan interrumpir, destruir, limitar o hacer caer los sistemas implementados por Stereo Romance.

Ante estas violaciones, a solicitud de parte o de oficio, se eliminará de los registros

Papa Francisco

El Papa Francisco advirtió el peligro de “la religiosidad de fachada” y recordó que la conversión, el cambiar el corazón, es un proceso, siempre una Gracia del Señor recibida.

Así lo indicó el Santo Padre este domingo 27 de septiembre antes del tradicional rezo del Ángelus ante fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.

En esta ocasión, las personas presentes en la Plaza de San Pedro llevaban paraguas debido a la lluvia en Roma. Por ello, el Papa improvisó en su saludo y dijo: “en mi tierra se dice al mal tiempo buena cara, con esta cara les digo buenos días”.

Al reflexionar en el Evangelio dominical de San Mateo (21,28-32) en el cual Jesús relata una parábola de un padre que invita a sus dos hijos a trabajar en la viña, el Santo Padre destacó que “el primer hijo responde impulsivamente «no», pero después se arrepiente y va; sin embargo, el segundo hijo, que enseguida responde «sí», en realidad no lo hace, no va”.

“Con su predicación sobre el Reino de Dios, Jesús se opone a una religiosidad que no involucra la vida humana, que no interpela la conciencia y su responsabilidad frente al bien y al mal”, dijo el Papa quien añadió que “la obediencia no consiste en el decir «sí» o «no», sino en actuar, en cultivar la viña, en realizar el Reino de Dios, en hacer el bien”.

Con este sencillo ejemplo, el Papa explicó que “Jesús quiere superar una religión entendida solo como práctica exterior y rutinaria, que no incide en la vida y en las actitudes de las personas. Una religiosidad superficial, solamente un ritual entre comillas, en el feo sentido de la palabra”.

“Los exponentes de esta religiosidad ‘de fachada’, que Jesús desaprueba, eran en aquel tiempo «os sumos sacerdotes y los ancianos del pueblo, los cuales, según la admonición del Señor, en el Reino de Dios serán superados por los publicanos y las prostitutas”.

"Al fin y al cabo, ¡los que van a la Iglesia son peor que nosotros!"

En esta línea, el Santo Padre señaló que “esta afirmación no debe inducir a pensar que hacen bien los que no siguen los mandamientos de Dios y la moral, y dicen: ‘al fin y al cabo, ¡los que van a la Iglesia son peor que nosotros!’. No, esta no es la enseñanza de Jesús. Jesús no señala a los publicanos y las prostitutas como modelos de vida, sino como ‘privilegiados de la Gracia’”.

“Quisiera subrayar esta palabra ‘Gracia’ porque la conversión siempre es una Gracia. Una conversión que Dios ofrece a todo aquel que se abre y se convierte a Él. De hecho, estas personas, escuchando su predicación, se arrepintieron y cambiaron de vida. Pensemos en San Mateo, por ejemplo, que era un publicano, un traidor a su patria”, indicó.

Quizás también te interese

En este sentido, el Santo Padre destacó también que “en el Evangelio de hoy, quien queda mejor es el primer hermano, no porque ha dicho «no» a su padre, sino porque después del «no» se ha convertido en un «sí»”.

Dios es paciente con nosotros: no se cansa, no desiste después de nuestro «no»; nos deja libres también de alejarnos de Él y de equivocarnos. Pero espera ansiosamente nuestro «sí», para acogernos nuevamente entre sus brazos paternos y colmarnos de su misericordia sin límites”, señaló el Papa.

De este modo, el Santo Padre destacó que “la fe en Dios pide renovar cada día la elección del bien respecto al mal, la elección de la verdad respecto a la mentira, la elección del amor del prójimo respecto al egoísmo” y agregó que “quien se convierte a esta elección, después de haber experimentado el pecado, encontrará los primeros lugares en el Reino de los cielos, donde hay más alegría por un solo pecador que se convierte que por noventa y nueve justos”.

Sin embargo, el Papa recordó que “la conversión, cambiar el corazón, es un proceso, un proceso de purificación de las incrustaciones morales; y en ocasiones, es un proceso doloroso, porque no existe el camino de la santidad sin la renuncia” y reiteró que: “No hay santidad sin renuncia y sin combate espiritual. El proceso espiritual conlleva la ascesis y la mortificación, que poco a poco conducen a vivir en la paz y en la alegría de las bienaventuranzas”.

“El Evangelio de hoy cuestiona la forma de vivir la vida cristiana, que no está hecha de sueños y de bonitas aspiraciones, sino de compromisos concretos, para abrirnos cada vez más a la voluntad de Dios y al amor hacia los hermanos. Pero esto, incluso el pequeño compromiso concreto no puede hacerse sin la Gracia, la conversión es siempre una Gracia: ‘Señor dame la gracia para ser un buen cristiano’”.

Por último, el Santo Padre rezó para que “María Santísima nos ayude a ser dóciles en la acción del Espíritu Santo. Él es quien derrite la dureza de los corazones y los dispone al arrepentimiento, para obtener la vida y la salvación prometidas por Jesús”.

ACI Prensa

1000 Characters left


Haití: cinco sacerdotes, dos religiosas y tres laicos fueron secuestrados

Haití: cinco sacerdotes, dos religiosas y tres laicos fueron secuestrados

Abril 12, 2021 Religion Jubia Ugarte
El segundo domingo de Pascua, mientras la Iglesia universal celebraba la Divina Misericordia, la Iglesia Católica de Haití, en particular la Sociedad de Sacerdotes de Saint Jacques y la Arquidiócesis de Cap Haitien, lamentaron el secuestro de 5 de sus sacerdotes, dos monjas y 3 parientes del padre Jean Arnel Joseph.