fbpx
Mié, Nov 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr
Excarcelado politico detenido en el extrajero

El excarcelado político Ottoniel Espinoza es el tercer opositor reportado como detenido en el extranjero.

Luego de pasar por la cárcel y sufrir amenazas y asedio el excarcelado político Ottoniel Espinoza decidió buscar asilo en Estados Unidos. Sin embargo, nunca pensó en la posibilidad de que terminaría nuevamente dentro de una cárcel, pero esta vez, en Dallas, Texas.

Espinoza se vio obligado a salir del país después de que el pasado 19 abril asistiera a la iglesia El Calvario, en Estelí, a la misa de conmemoración del primer aniversario del estallido de las protestas sociales, y terminará siendo perseguido a balazos.

Él llegó corriendo a mi casa, huyendo. Mi mamá lo metió a uno de los cuartos… lo logramos sacar (de la casa) en una camioneta. Ya solo el poder de Dios pudo cegar a tantas personas que no lo vieron salir, relató sobre ese día Aida Gámez Dávila, familiar de Espinoza.

Luego de vivir ese atentado, los familiares de Espinoza convencieron al joven que la única salida era irse del país. Y fue así que un 4 de mayo, el excarcelado político tomó rumbo hacia México para poder llegar a suelo estadounidense. Sin embargo, el 20 de mayo Espinoza se entregó a las autoridades migratorias de Estados Unidos con el pensamiento de pedir asilo.

Él no se quería ir del país porque el quería seguir de frente en la lucha, pero en ese momento yo le hice entender que su cabeza tiene precio. Su cabeza vale más muerto que vivo, manifestó Gámez Dávila.
Ahora Espinoza lleva cinco meses detenido en un centro de detención migratoria de Dallas, Texas, esperando que su situación cambie por un asilo. Él se entrega para pedir asilo y hacer las cosas de la mejor manera. Lo que él menos quiere y nosotros queremos como familia es que sea deportado, porque sabemos que al ser deportado, él viene a morir, declaró la familiar.

Imelda Espinoza Calderón, madre de Ottoniel Espinoza, expresó que ni ella ni la familia mantienen contacto directo con su hijo, puesto que las llamadas hacia Nicaragua son costosas. La única comunicación que tiene, de vez en cuando, es con su hermana -tía del joven- que vive en Estados Unidos.

Fuente :La Prensa