fbpx
Mié, Sep 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Casi dos meses han pasado desde que la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó el 28 de junio una resolución sobre Nicaragua que ordena al Consejo Permanente crear una comisión para que realice gestiones al más alto nivel con el objetivo de buscar una solución negociada a la crisis que vive este país. Hasta el momento el mandato ha quedado en papel.

Para el ex diplomático Bosco Matamoros el hecho de que los países de la OEA no se hayan puesto de acuerdo para la conformación de esta comisión demuestra que existen conflictos de interés entre los estados miembros en el caso Nicaragua.«Hay diferentes enfoques en cómo se va tratar el tema de Nicaragua y lo otro que es muy probable que hayan conversaciones entre el gobierno de Daniel Ortega y la OEA para tratar el tema de cómo salir de la crisis», estimó el experto.

Pero Matamoros va más allá, dejando entrever que la crisis no se soluciona por la falta de tacto político de la Alianza Cívica y los partidos de oposición, que en Nicaragua son calificados de colaborar con  Ortega.

«Ante esta situación, ¿qué está haciendo la oposición aquí en Nicaragua, los partidos políticos, la Alianza y la (Unidad) Azul y Blanco? Ante una situación de parálisis vos tenés que tomar acciones dramáticas. ¿Han tomado alguna? Ninguna. (…) El país continúa estancado y en una total incertidumbre», criticó Matamoros, quien en los últimos meses ha tomado una posición crítica hacia la labor de la Alianza Cívica.

Ortega boicotea todo esfuerzo, dice Pallais

Para el miembro de la Alianza Cívica, José Pallais, el régimen de Daniel Ortega ha boicoteado todos los intentos cívicos y civilizados que se han realizado a través del diálogo para buscar una solución a la crisis del país.«La Alianza Cívica y la comunidad internacional ha tendido puentes para que el régimen de Daniel Ortega tenga una salida cívica y constitucional, pero el régimen boicotea todo esfuerzo por buscar esa solución y prefiere mantenerse en el poder por la vía de la represión», aseguró Pallais.

De acuerdo a Pallais, la misma comunidad internacional ha hecho su trabajo para que se encuentre solución a la crisis, pero este también ha sido boicoteado por Ortega.Los países miembros de la OEA, tales como Guyana, Estados Unidos, Chile, Colombia y Argentina han hecho eco de su respaldo a la resolución de la crisis en Nicaragua, misma que señala que «las graves violaciones a los derechos humanos, a la libertad de expresión y de prensa y la falta de avances en reformas electorales para celebrar elecciones adelantadas son elementos que conducen a una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático” en el país.

LA PRENSA ha consultado a la vocería de la OEA sobre si hay avances en la conformación de la comisión sobre Nicaragua, pero no responden a nuestras consultas relacionadas al tema.

Lo que dice el proyecto de resolución

El proyecto de resolución contra Nicaragua, que reitera la violación del régimen de Daniel Ortega al orden constitucional, insta a la reanudación de las negociaciones entre el régimen con la Alianza Cívica y al ingreso al país de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y el Mecanismo Especial de Seguimiento para Nicaragua (Meseni), así como otros mecanismos.

Además, instruye a la OEA  a la creación de una comisión que realice gestiones diplomáticas para apoyar a la salida de la crisis que enfrenta el país desde abril de 2018. Esta comisión rendirá en un plazo de 75 días un informe sobre el trabajo realizado.Hasta hoy el régimen de Daniel Ortega no se ha referido a la resolución, mucho menos a la creación de la comisión.

La Prensa