fbpx
Lunes, Agosto 19, 2019

Según las primeras investigaciones del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), de Costa Rica, los sicarios que mataron a tres hombres —incluido un nicaragüense— iban por la cabeza del nica.

Los dos ticos que lo acompañaban en la mesa de tragos de un bar de Santa Cecilia de la Cruz, en Guanacaste, nada tenían que ver en el ataque.“Dentro de un bar en La Cruz, Guanacaste, fueron ejecutados Juan Pablo Bustos Cortés, de 33 años; Boblan Alejandro Membreño Romero, de 27, y Erick Escobar García, de 29”, informó el canal costarricense Teletica.

El nicaragüense era Escobar García, quien era conocido como Checho, y contra quien supuestamente iba dirigido el ataque.Escobar recibió seis balazos: un orificio por proyectil de arma de fuego en el pecho, otro en la clavícula, uno en antebrazo derecho y tres en la espalda, informó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en un comunicado.

Los ticos también fueron acribillados. Bustos tenía balazos en cuello, cara, cabeza, brazo derecho, brazo y mano izquierda.Mientras que Membreño tenía orificios de bala en hombro derecho, dos en brazo derecho, dos en espalda, uno en antebrazo izquierdo, un orificio en muslo derecho y uno más en la cadera.

Según medios costarricenses, ninguno de los fallecidos tenía antecedentes delictivos.Los dos sicarios legaron en una moto, entraron al bar y dispararon sin mediar palabras. El OIJ de Liberia maneja el caso como una pasada de cuentas.

Diario :La Teja de Costa Rica