El cadáver  fue colgado de una estructura metálica de un puente en el cruce del ....

 

 

Las autoridades de la capital mexicana encontraron el cuerpo de un hombre colgado en un puente en un barrio al este de la ciudad de México, según informó la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal.

 

Una fuente de la institución dijo a Efe que el cadáver registra "un impacto de bala". La víctima, cuya identidad se desconoce, fue colgado en una estructura metálica de un puente en el cruce del distribuidor vial de la Concordia y la avenida Ignacio Zaragoza, en la zona de Iztapalapa, añadió la fuente. La fiscalía capitalina abrió una investigación para dar con los responsables del crimen.

 

El cuerpo estaba envuelto desde los pies hasta el cuello en vendas de color blanco de entre las que sale una tela negra que le cubre la cabeza a modo de capucha. La cara queda al descubierto y la soga de la que colgaba estaba amarrada a la cintura del fallecido.

 

A las autoridades no les consta la aparición de otros cadáveres colgados de puentes en la capital de México, un fenómeno que sí se ha registrado en otras zonas del país y se ha vinculado a ajustes de cuentas entre organizaciones criminales que se lanzan mensajes entre ellas así como a las autoridades y la sociedad a través de la exhibición de cadáveres colgados que, en ocasiones, van acompañados de mantas y carteles explicativos.

 

En 2013, en la ciudad fronteriza de Nuevo Laredo, Tamaulipas, aparecieron nueve cadáveres ahorcados. En otros estados como Guerrero, Sinaloa o Cohauila también han aparecido cuerpos ahorcados con mensajes de organizaciones criminales.

 

Las autoridades capitalinas han repetido a menudo que la ciudad está a salvo de la ola de violencia y luchas por el control territorial entre organizaciones del crimen organizado que asolan otras zonas del país.

INFOBAE

 

Aseguran que en la capital no opera el crimen organizado, sino pequeñas bandas dedicadas al tráfico de drogas al por menor. No obstante, el Distrito Federal se ha visto sacudido por casos de violencia que han estremecido a sus habitantes, como el asesinato del fotógrafo Rubén Espinosa y cuatro mujeres a plena luz del día en un apartamento, el 31 de julio pasado, que aún no ha sido esclarecido.