fbpx
92140c033a566dd259fb024949269b9a W1065

Ante el lamentable caso de la niña de diez años que dio a luz en el hospital Mario Rivas de San Pedro Sula, Honduras y a la cual se le murió el bebé, los moradores de la comunidad de La Corocita no creen que fue un menor quien la embarazó y piden mayor investigación.

La pequeña estaba viviendo con su madre Norma Chavarría y su padrastro Reyes Flores en esa remota comarca de Yoro cuando su vientre comenzó a abultarse. Entonces decidieron sacarla de la escuela Porfirio Martínez Cruz, donde la pequeña cursa el cuarto grado, aduciendo que ella ya no quería seguir estudiando.

Sin embargo, después la madre admitió que estaba en estado de gestación, dijo el maestro de la menor, Edgardo Noel Isaula, quien indica que él les brindó apoyo a los familiares de la afectada para interponer la denuncia contra alguien, pero hasta ahora nadie lo ha hecho.

Que investiguen

Tras dos horas de camino desde Morazán se llega a la tranquila comunidad, donde la mayoría de sus escasos habitantes son parientes entre sí. El menor, que según Norma Chavarría es el padre de la criatura, es sobrino de Reyes Flores, el padrastro de la niña. El cipote se dedica a cortar café y otras labores agrícolas, dijo su familia.

El rumor que corre entre los pobladores de La Corocita es que nadie puede decir con certeza que haya sido el menor quien la embarazó porque la niña solamente salía de su casa para ir a la escuela.

“No se sabe, al guirro le gustaba la cipota, pero ese güirro no fue”, dijo Nora Maribel Hernández, quien crió a la niña hasta los seis años por ser su tía política.  Quien parece más segura que no fue el menor es la madre de este, Cándida Azucena Murillo. Ella dice que por cuatro veces interrogó a su hijo para sacarle la verdad y siempre le contestó sin titubear “que no es de él”.

Miembros de la Iglesia de Dios, en la que se congregan muchos de los vecinos, condenaron el hecho y dijeron estar dispuestos a apoyar cualquier investigación que se haga sobre este caso que mantiene expectantes a los vecinos.

 Dinaf y Fiscalía investigan a padrastro

La Fiscalía de la Niñez y la Dirección de la Niñez, Adolescencia y Familia (Dinaf) trabajan para determinar si la niña fue violada por su padrastro.

Lolis María Salas, titular de la Dinaf, dijo que ya se le brinda protección a la niña que se encuentra en un espacio bajo confidencialidad.

“Estamos trabajando de forma articulada con la Fiscalía de la Niñez de San Pedro Sula para poder constatar algunos supuestos abusos del padrastro de la niña, porque no solamente había una relación sexual con un joven de 14 años, sino que también estamos investigando si la niña fue abusada sexualmente por su padrastro y los niveles de permisividad, incluso de su madre”, enfatizó. La Fiscalía investiga si hubo el delito de violación especial.

Telma Martínez, fiscal del Módulo de Atención de Integración Especializada (MAIE), dijo que están a la espera que “Medicina Forense dé los resultados de las pruebas de ADN para determinar quién es el padre del bebé, si el papá fuera otro menor de edad siempre se procede, pero con tratamientos especiales”.

Con información La Prensa Honduras