fbpx
Menor secuestrada

Al salir de su escuela el 11 de febrero Fátima Cecilia Aldrighett Antón de 7 años desapareció cuando esperaba que familiares llegaran por ella, una mujer desconocida se la llevó.

Conmocionado se encuentra México tras el hallazgo este pasado fin de semana del cuerpo de la menor que apareció con huellas de tortura dentro de un costal envuelto con una bolsa de plástico.

El vocero de la Fiscalía General de Justicia de Ciudad de México (FGJCM), Ulises Lara, confirmó la identidad de la menor tras un examen genético del cadáver.

Leer información: Encuentran cadáver de niña secuestrada en México en bolsas plásticas

De acuerdo a medios mexicanos e internacionales hasta ahora lo que se sabe es que la niña esperaba a sus familiares fuera de la escuela el 11 de febrero, cuando una mujer se acercó, la tomó de la mano y empezaron a caminar.

La grabación proporcionada por las cámaras de seguridad muestra a la mujer y la niña que caminan despacio durante varias calles.

Lamentable el recorrido de la mujer junto a la menor no quedó registrado por completo dado que varias cámaras de la zona no estaban activadas.

De acuerdo con los medios de comunicación la policía dio con una vivienda donde  presuntamente entraron la mujer y la niña. Hasta el momento solo se conoce que las personas que habitan en el lugar fueron interrogadas.

Estas pistas constituyen los últimos indicios con vida de la menor. Después de ese momento nada se supo de ella, hasta la tarde del sábado 15 de febrero en que vecinos del barrio Los Reyes, en la alcaldía de Tláhuac, encontraron su cuerpo.

La fiscal Ernestina Godoy afirmó que en la zona donde se encuentra la escuela de donde desapareció la niña nadie logra reconocer a la mujer que se la llevó.

Leer también: Sujeto le arranca la piel a su esposa y tira restos en el inodoro para ocultar asesinato

La policía no realizó su trabajo

De acuerdo a los familiares de Fátima el crimen pudo evitarse "No es posible que hayan pasado todos estos días, que la familia haya tenido que dar todas las pistas y hacer el trabajo para encontrarla", dijo a los medios Sonia López, tía de la niña.

"No es posible que se hayan perdido horas fundamentales para dar con ella. Pudo haber sido encontrada con vida y nadie nos hizo caso".

Por lo pronto, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJCM) ofreció una recompensa de 2 millones de pesos (unos US$109.000) por datos para ubicar a la mujer.

En Tulyehualco, el barrio donde vivía la niña, sus vecinos y amigos preparan ya su funeral.

Leer además: Femicidio Estremece Jinotepe este 20 de enero