fbpx
esen
Nicaraguense asesinada Ana María Mendoza Oporta

De seis disparos acabaron con la vida de Carlos Esteller Aguilar, de 28 años, y su amiga Ana María Mendoza Oporta, de 24 años en el  barrio La Maravilla, en Carrandí de Matina, Limón.

Esteller, era oriundo de Buenos Aires de Puntarenas, laboraba como peón en una finca bananera y tenía dos hijas de 2 y 7 años. Mientras que Mendoza era nicaragüense, también trabajó en una bananera de la zona y era madre de cuatro menores de edad.

Al momento del doble homicidio Esteller se dirigía hacia la vivienda de un conocido y para esto se trasladaba a bordo de un carro tipo pickup color blanco. En el camino el recogió a Mendoza quien se subió en el asiento del acompañante.

De acuerdo con la información dada por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ), cuando ambos llegaron al inmueble desde el interior de la casa salieron varios sujetos quienes abrieron fuego.

Notiicia Relacionada Jinotepe: Policía Nacional presenta al presunto asesino de comerciante de cocos

El tiroteo tomó por sorpresa a los vecinos que al salir de sus casas encontraron a los dos amigos ensangrentados por lo que dieron aviso al servicio de emergencias.

Para cuando los cruzrojistas del comité local llegaron, encontraron a Esteller tirado en la calle, ya que, al parecer, intentó escapar del ataque , pero a pesar de esto al menos cinco proyectiles lo impactaron y murió sobre el asfalto.

En tanto, la joven madre recibió un plomazo en el brazo derecho y al ser abordada por los paramédicos todavía tenía signos vitales, por lo cual la trasladaron a la clínica local donde tiempo después los doctores la declararon fallecida.

Fuente: Diario Extra