fbpx
eszh-TWenfr
Daniel en el cierre de Coppal arremete contra la Iglesia/imagen tomada de la Primerísima

Ayer se llevó a cabo la clausura de la XXXVII Reunión Plenaria Ordinaria de la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y El Caribe (Coppal) donde refirió que La iglesia Católica “tiene sus raíces en el somocismo”

Ortega señaló cómo una parte del clero está comprometido de lleno en la conspiración, porque viene del somocismo. Recordando que cuando Anastasio Somoza García murió lo enterraron con honores de príncipe de la Iglesia. “¿Cómo podíamos creer nosotros en ellos?, yo creo en Cristo. No puedo creer. Sí, tienen raíces somocistas. Tienen raíces somocistas. Hay excepciones, no vamos a decir que todos, pero sí tienen raíces somocistas. Es la realidad. Y por eso se enfrentaron a las revoluciones en los años ochenta. Fueron bases de apoyo, convirtieron las iglesias en cuarteles en abril”, indicó.

Refirió que el Frente nunca ocupó una iglesia en todo su periodo de lucha y ni se les ocurría ir a meterse a una porque sabían que no lo iban a permitir, porque eran somocistas y los iban a entregar.

El comandante expresó a los participantes de Copppal que se mantiene una campaña de mentiras como si el país está ardiendo y no hay seguridad. “Hemos recuperado totalmente la seguridad y la estabilidad en Nicaragua. Seguimos siendo el país más seguro de la región... hemos estado avanzado, buscando como recuperar, como normalizar las actividades económicas y sobre todo promoviendo lo que es el emprendimiento entre la juventud, entre las familias nicaragüenses, y mientras se van reactivando otras actividades productivas”, puntualizó.

Ustedes pueden ver muy bien lo que es Nicaragua, ustedes pueden visitar cualquier lugar de nuestro país, pueden ir y van a encontrarse con una realidad que no tiene nada que ver con lo que constantemente se está divulgando en los medios de comunicación afuera y lo que se maneja en organismos internacionales, donde hablan de una crisis en Nicaragua, como si Nicaragua estuviera ardiendo, como están ardiendo otros pueblos, otras naciones en nuestra región y en el mundo”, afirmó Ortega.

Dijo estar contento y honrado de que la Copppal haya decidido, a pesar de todos esos acontecimientos y campañas, llevar a cabo aquí el encuentro, “es un gesto invaluable de solidaridad, no con el Gobierno de Nicaragua, con el Frente Sandinista, es un gesto de solidaridad con el pueblo nicaragüense, con la Juventud nicaragüense, con las familias nicaragüenses que están dando la lucha por la vida, que están dando la lucha por la paz, que están comprometidas por la lucha por la reconciliación entre las familias nicaragüenses, que es lo que nos asegura ir avanzando, ir recuperando en todos los campos, mientras ellos siguen agrediendo y atentando. Y que los organismos internacionales apliquen mayores sanciones a Nicaragua, sanciones, agresiones, son agresiones como las que le aplican a Cuba, le aplican a Venezuela”, refirió.

Recuerda histórico fallo de la CIJ

“Y yo quiero referirme aquí a lo que fue el fallo de la Corte Internacional de Justicia de la Haya, el 27 de junio de 1986. Ahí la corte falló, estábamos en guerra impuesta por los Estados Unidos y decidimos ir donde el Juez que tiene plenos poderes y plenos mandatos en la materia de parte de Naciones Unidas. Fuimos allá y aquí luchando frente a la agresión, ríos de dolor, de sangre, pero también dando la batalla en la Corte”, recordó.

No obstante, dijo que cuando decidimos dar ese paso, con el Padre Miguel d’Escoto a la cabeza, organizando esa batalla jurídica en el campo internacional, “parecía algo lleno de mucha buena voluntad, pero que no tenía ninguna posibilidad de lograrse un fallo de parte de la Corte que pusiera en su lugar a la potencia norteamericana. Todos los amigos con los cuales compartíamos, que se preocupaban por Nicaragua, que trataban de aportar a la paz en nuestro país, cuando nos presentamos ante la Corte a demandar a los Estados Unidos, nos dijeron: ‘Bueno, pero ahí eso no va a pasar más que va a quedar archivado seguramente, eso no va a avanzar’. Y nosotros presentamos esta demanda esta denuncia ante la corte el 9 de abril de 1984. Y la corte falló el 27 de junio de 1986”.

Apuntó que la Corte declaró de manera clara: “Primero acepto la jurisdicción de la Corte, porque los Estados Unidos lo primero que hizo fue negar la jurisdicción a la Corte, y la Corte le dijo que de acuerdo a la aceptación de jurisdicción por parte de Gobierno de los Estados Unidos de Norteamérica que había sido depositada el 26 de agosto de 1946 estaba dentro de la jurisdicción de la Corte”.

“Es decir, Estados Unidos, actuando como un delincuente, queriendo escapar de la Corte, queriendo escapar del Juez cuando se ve acusado por un país como Nicaragua. No es ninguna potencia Nicaragua, somos una potencia en dignidad, una potencia moral, nuestro pueblo, la historia ustedes bien la conocen, pero una hormiga, Nicaragua frente al monstruo y la Corte en su sentencia rechaza la justificación de autodefensa colectiva sostenida por los Estados Unidos de América en relación de las acciones militares y paramilitares en y contra Nicaragua”.

Sigue señalando: “Porque eso fue lo que alegó Estados Unidos, que la guerra que tenía contra Nicaragua era una autodefensa colectiva, lo que quieren hacer ahora con el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR), por eso es importante ir a la Corte. Habría que ir a la corte con esto de TIAR, porque son los mismos Estados Unidos que ya fueron condenados por la Corte, queriendo alimentar ahora invasiones militares en estos tiempos contra la hermana República Bolivariana de Venezuela, donde lo han dicho con toda claridad lo han dicho las máximas autoridades de los Estados Unidos, lo ha dicho el presidente, que todas las opciones están sobre la mesa”.

¿Quién le dio ese poder?”, cuestionó el presidente, y respondió:“La Ley no se lo da, Naciones Unidas no le da ese poder, los acuerdos que ha suscrito los Estados Unidos con la comunidad internacional no le dan ese poder. ¿De dónde tanta prepotencia?, ¿de donde tanta soberbia?, simplemente porque se sienten con el poderío militar y porque han logrado rendir, porque la logrado rendir, porque se han vendido al gobierno yanqui gobernantes latinoamericanos que están agrupados en el famoso grupo de Lima conspirando abiertamente y el yanqui marcando la batuta ahí en la OEA”.

“El yanqui dispara, e inmediatamente el grupo de Lima acata. Están rendidos esos gobiernos sin consultar con sus pueblos. Que consulten con sus pueblos, el grupo de Lima, que sometan ahí a un referendo y que la gente diga si están de acuerdo con que ellos se subordinen a la política de destrucción, de muerte, de bloqueo contra Cuba, de agresión contra Nicaragua”, sugirió el mandatario nicaragüense.

Ahí, ahí están agrupados y es bueno recordarles esta sentencia que sigue siendo una sentencia que tiene validez, no ha desaparecido, está esperando el cumplimiento de parte de los Estados Unidos. Nosotros estamos esperando que Estados Unidos cumpla lo que dice la sentencia, que incluso manda a indemnizar a Nicaragua”.

Vemos la falta de respeto a la ley, incluso el desprecio a un fallo de la Corte Internacional de Justicia que han pasado tantos años y no cumplen los Estados Unidos, dijo.

.Ortega señaló cómo una parte del clero está comprometido de lleno en la conspiración, porque viene del somocismo. Recordando que cuando Anastasio Somoza García murió lo enterraron con honores de príncipe de la Iglesia. “¿Cómo podíamos creer nosotros en ellos?, yo creo en Cristo. No puedo creer. Sí, tienen raíces somocistas. Tienen raíces somocistas. Hay excepciones, no vamos a decir que todos, pero sí tienen raíces somocistas. Es la realidad. Y por eso se enfrentaron a las revoluciones en los años ochenta. Fueron bases de apoyo, convirtieron las iglesias en cuarteles en abril”, indicó.

Refirió que el Frente nunca ocupó una iglesia en todo su periodo de lucha y ni se les ocurría ir a meterse a una porque sabían que no lo iban a permitir, porque eran somocistas y los iban a entregar.

El comandante expresó a los participantes de Copppal que se mantiene una campaña de mentiras como si el país está ardiendo y no hay seguridad. “Hemos recuperado totalmente la seguridad y la estabilidad en Nicaragua. Seguimos siendo el país más seguro de la región... hemos estado avanzado, buscando como recuperar, como normalizar las actividades económicas y sobre todo promoviendo lo que es el emprendimiento entre la juventud, entre las familias nicaragüenses, y mientras se van reactivando otras actividades productivas”, puntualizó.

Ustedes pueden ver muy bien lo que es Nicaragua, ustedes pueden visitar cualquier lugar de nuestro país, pueden ir y van a encontrarse con una realidad que no tiene nada que ver con lo que constantemente se está divulgando en los medios de comunicación afuera y lo que se maneja en organismos internacionales, donde hablan de una crisis en Nicaragua, como si Nicaragua estuviera ardiendo, como están ardiendo otros pueblos, otras naciones en nuestra región y en el mundo”, afirmó Ortega.

Dijo estar contento y honrado de que la Copppal haya decidido, a pesar de todos esos acontecimientos y campañas, llevar a cabo aquí el encuentro, “es un gesto invaluable de solidaridad, no con el Gobierno de Nicaragua, con el Frente Sandinista, es un gesto de solidaridad con el pueblo nicaragüense, con la Juventud nicaragüense, con las familias nicaragüenses que están dando la lucha por la vida, que están dando la lucha por la paz, que están comprometidas por la lucha por la reconciliación entre las familias nicaragüenses, que es lo que nos asegura ir avanzando, ir recuperando en todos los campos, mientras ellos siguen agrediendo y atentando. Y que los organismos internacionales apliquen mayores sanciones a Nicaragua, sanciones, agresiones, son agresiones como las que le aplican a Cuba, le aplican a Venezuela”, refirió.

Yo quiero en nombre del pueblo nicaragüense, de las familias nicaragüenses, decirles a ustedes gracias, gracias por acompañar a este pueblo, porque aquí han venido a darles aliento, a darle alegría, a darle más esperanza y más optimismo a un pueblo que está convencido que aquí hay un sol que no declina”, finalizó el presidente Ortega.