fbpx
esen
En la diabetes tipo 1, el cuerpo no produce insulina. En la diabetes tipo 2, la más común, el cuerpo no produce o no usa la insulina de manera adecuada. Sin suficiente insulina, la glucosa permanece en la sangre.

La diabetes es una enfermedad que generalmente afecta a las personas adultas pero actualmente en Nicaragua más niños se suman a la lista. 

La Asociación de Padres de Niños y Jóvenes Diabéticos de Nicaragua reportan a la fecha 68 nuevos casos de niños con Diabetes, por lo que hacen el llamado a la población a tener más conciencia sobre esta enfermedad.

La presidenta de la Asociación Aura Cuadra, precisó que sigue siendo una preocupación el aumento de casos de niños con diabetes tipo 1 y 2 que es la más agresiva y cuya incidencia va en incrementando en el país, además de la diabetes gestacional.

Detalló que en la asociación hay más de mil 500 casos en total, quienes reciben atención médica en el hospital infantil La Mascota, pero requieren de apoyo económico para la compra de los instrumentos para aplicar la insulina y garantizar una alimentación saludable.

Una enfermedad de altos costos económicos

Para los padres y madres de estos niños comprar jeringas, cintas, glucómetros y otros medicamentos es la principal dificultad, pues la situación de crisis económica también les afecta para poder garantizar el control de la enfermedad.

En una entrevista a medios nacionales doña Ana Julia Báez, mamá de un niño de 8 años que convive con diabetes, aseguró que actualmente no tiene los ingresos suficientes para poder garantizarle el control exacto de la enfermedad, solo en cintas mensualmente requiere de 900 córdobas, más jeringas y otros instrumentos.

Aseguró que la alimentación es otro factor muy importante, sin embargo aunque no puedan darles todo el tiempo frutas, verduras, cosas nutritivas, al menos evita darle comida chatarra o alimentos que le afecten su nivel de azúcar.

Recomendó a los padres de familia estar siempre alertas ante cualquier síntoma o malestar de los niños, realizarles exámenes periódicamente para descartar que padezcan de la enfermedad.

La diabetes es una enfermedad en la que los niveles de glucosa (azúcar) de la sangre están muy altos. La glucosa proviene de los alimentos que consume. La insulina es una hormona que ayuda a que la glucosa entre a las células para suministrarles energía.