fbpx
eszh-TWenfr
Encuesta realizada por M y R revela que los nicaragüenses desaprueban la injerencia-imagen tomada de New York Times

Encuesta realizada por MYR asegura que los nicaragüenses están en desacuerdo con la injerencia en los asuntos internos del país.   

Según la encuesta que citan los medios afines al gobierno El 73.6 por ciento de la población considera que el conflicto que vive el país desde el año pasado debe ser resuelto por los nicaragüenses, mientras que un 62.2 por ciento desaprueba la injerencia de otros países en asuntos internos de Nicaragua, reveló este lunes los resultados de la última encuesta de M&R Consultores sobre las Perspectivas y el Entorno Internacional del País.

Los resultados reflejan que el 90.3 por ciento de los nicaragüenses consideran que para que el país esté bien, Nicaragua debe actuar con libertad de decidir que quiere como país sin injerencias externas.

El conflicto que ha estado viviendo Nicaragua desde el año pasado ha sido un intento apoyado desde el exterior para desestabilizar el país e impedir vivir en paz según a criterio del 66.5 por ciento de los nicaragüenses.

Otras datos de la opinión de los Nicaragüenses según la Encuesta de MyR 

Mientras que el 72 por ciento de los nicaragüenses consideran que los organismos internacionales y otros países deben limitarse a ayudar eventuales negociaciones siempre y cuando lo solicite Nicaragua, otro 83 por ciento dice que bajo ninguna circunstancia deben permitir que la soberanía del país se coloque bajo la tutela de otras organizaciones u organismos internacionales.

Casi el 70 por ciento de los pobladores se manifiesta en desacuerdo con la posibilidad de que gobiernos extranjeros interfieran en los asuntos internos de Nicaragua, y otro 64 por ciento condena que un grupo de países encabezado por Estados Unidos conformaron una comisión, sin que Nicaragua lo solicitará para abordar los problemas políticos del país.

Otro punto relevante que destaca la encuesta es que el 71 por ciento de la población esta en contra de  que el gobierno norteamericano haya aprobado una ley llamada Nica Act, para que los Estados Unidos impidan que organismos como el BID y el Banco Mundial, conceder préstamos a Nicaragua para financiar el país.

El 92.4 por ciento de los nicaragüenses aseguran que las sanciones internacionales afectan a toda la población o no a ciertas personas o al gobierno, y otro 71 por ciento sabe que esto es una conducta intervencionista.

El estudio señala que 78.9 por ciento estima que el préstamo que recientemente otorgó el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), es beneficioso para el país y para la población.

Fuente: La Primerísima