fbpx
esen
ALianza Cívica en el diálogo nacional Incae

La alianza cívica a través de un comunicado publicado en sus redes sociales y página oficial hace una aclaración respecto al “supuesto financiamiento millonario” que recibieron de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) después de que en medios afines al gobierno se suscitara el planteamiento de que los miembros de la coalición opositora se estaban dividiendo por el dinero.

“No tenemos, ni hemos tenido cuentas bancarias. Hemos venido trabajando con el compromiso de nuestros miembros y de ciudadanos y ciudadanas que comparten nuestros principios. Las invitaciones de diversos organismos hacen posible los viajes de nuestros miembros” Menciona la Coalición Opositora en el comunicado”

Campaña de desprestigio contra la Alianza Cívica

En una amplia investigación realizada por la plataforma digital 4to Mono revelan la distribución de los US$13 millones de dólares que aseguran simpatizantes sandinistas recibió supuestamente la Alianza Cívica, para gastarlos en tickets de avión, hoteles, comida, entre otros.

Según el reporte periodístico, en el año fiscal 2019, llegaron a Nicaragua 13 millones de dólares de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid, por su sigla en inglés), los cuales fueron distribuidos para diversos sectores.

no cuenta con estatus legal aún. Los dirigentes de la Alianza Cívica aseguran que nunca han recibido, ni podrán recibir recursos de la cooperación. La principal razón es que el estatus legal de la organización no lo permite.

“No hemos recibido absolutamente nada, porque no tenemos personería jurídica ni tenemos cuenta bancaria. La Alianza Cívica no ha recibido ni un solo centavo de la AID, yo puedo hablar como director ejecutivo de la Alianza Cívica y nosotros de hecho no hemos recibido financiamiento de nadie”, aseguró Juan Sebastián Chamorro a 4to Mono.

Aunque evitó referirse a la posibilidad de que el dinero se haya canalizado a través de alguna de las organizaciones que integran la Alianza, asegurando que respeta la autonomía de cada una, Chamorro hizo énfasis en que hasta ahora la Alianza no ha recibido financiamiento de nadie y explicó que en las actuales circunstancias es imposible que en el futuro eso cambie, ya que el gobierno  no permitiría que la Asamblea Nacional les otorgue personería jurídica, principal requisito para acceder a recursos de la cooperación.

La afirmación de Chamorro puede sustentarse con los informes anuales de cooperación publicados en el sitio web de Usaid, donde se detalla que efectivamente en el año fiscal 2019 (empezó el 1 de octubre del 2018 y concluyó el 30 de septiembre de 2019) Estados Unidos le entregó a Nicaragua 13.3 millones de dólares.

De acuerdo al detalle del informe de cooperación de Usaid, el sector de gobierno y sociedad civil, que según muchos fue por donde se canalizó el dinero a la Alianza Cívica, recibió en el año fiscal recién concluido, 7.7 millones de dólares, para diversos programas.

El programa de Gobernanza Municipal, que apoya el trabajo de las alcaldías, y el de Fortalecimiento de la Educación Técnica Vocacional para Jóvenes en riesgo fueron los que más recursos recibieron. En este sector también se financiaron varios programas de apoyo a la libertad de expresión y fortalecimiento de medios de comunicación.

El sector educativo tiene el programa Educación para el Éxito, ejecutado en la Costa Caribe del país es uno de los que aparece con las asignaciones más altas. Con los 13.3 millones de dólares que Estados Unidos aportó en el año fiscal 2019, también se financiaron actividades de apoyo a la protección del medio ambiente y programas de salud.

En medio de la crisis, cooperación se redujo

De hecho, en el año fiscal 2019 la cooperación estadounidense se redujo en 56 por ciento con respecto a los 30.3 millones otorgados en el año fiscal 2018 (del 1 de octubre del 2017 al 30 de septiembre del 2018) cuando al sector gobierno y sociedad civil se le asignaron 16 millones de dólares. Al revisar el detalle de asignaciones se percibe que gran parte de estos recursos van dirigidos a actividades que se desarrollan en conjunto con instituciones gubernamentales y municipales.

4to Mono solicitó a través de la oficina de prensa de la Embajada de Estados Unidos en Managua, un detalle de los desembolsos realizados por USAID, sin embargo, al momento de la publicación de este articulo, aún no se había obtenido respuesta.

Otro sitio donde pueden verificarse los montos y destinos de los recursos que llegan al país, es el Informe de Cooperación Externa que publica el Banco Central de Nicaragua en su sitio web. Por ejemplo, el informe de 2018 detalla que entre enero y diciembre de 2018 (año fiscal de Nicaragua) Estados Unidos, a través de todas sus agencias aportó  26.2 millones de dólares.

En medio de la campaña de señalamientos, en días pasados el miembro de la UNAB Félix Maradiaga en declaraciones a un canal local dijo que tenía entendido que se había recibido recursos para la logística del primer diálogo nacional.

Posteriormente, Maradiaga expresó que sus declaraciones habían sido mal interpretadas y aseguró que los fondos de la cooperación internacional que apoyaron la logística del primer diálogo no entraron a través de la Alianza.

Chamorro, por su parte recordó que antes de la instalación de la primera etapa de la negociación que inició el 16 de mayo del año pasado, la Alianza aún no existía como organización.

Pese a que el Movimiento Campesino integra la Alianza Cívica,  algunos de sus líderes, entre ellos Freddy Navas, en declaraciones a medios de comunicación dijo tener pruebas de que la Alianza ha recibido financiamiento y aseguró que exigirán una auditoria y que ellos no han sido beneficiados por con esos recursos. En cambio, Medardo Mairena se limitó a decir que preguntará a la persona indicada sobre ese tema.

Para otras situaciones producto de la imaginación de los nicas, leer: Teorías conspirativas y el cierre de El Nuevo Diario

Fondos no pueden cambiar de destino

Maradiaga que fue director del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp), hasta antes que el régimen Ortega-Murillo le quitara la personería jurídica, explica que el Ieepp recibió fondos de Usaid entre el 2004 y 2018 y que estas partidas anuales nunca superaron los cien mil dólares.

Además, explica que esos recursos son auditados y que una vez que son asignados para una determinada actividad su destino no puede ser cambiado. Por tanto, tampoco es posible que el dinero se haya entregado a una organización y que esta lo haya traspasado a la Alianza Cívica.

“Los fondos de la cooperación norteamericana, la europea y nórdica son los más hiperauditados que puede haber. Inclusive, si te dan diez pesos para un café tenés que tener una lista con el nombre, número de cédula y de teléfono (de la persona que lo recibió)… nosotros entregamos listas de más de seis mil personas que fueron capacitadas en toda Nicaragua… en la lista de fondos del Ieepp hay policías que se capacitaron en temas seguridad y trata de personas”, detalló Maradiaga a 4to Mono.

Para la Alianza Cívica esta es una campaña “malintencionada orientada a dividir al movimiento azul y blanco, para que la gente crea que unos están recibiendo y otros no, cuando en realidad todo es totalmente falso”.

Chamorro espera que los integrantes de la UNAB, Alianza Cívica y otros sectores que “sin ningún tipo de fundamento” dieron por hecho que se habían recibido los 13 millones de dólares, una vez que se les explique la realidad se retracten de sus afirmaciones, ya que “cayeron en un error y terminaron también siendo víctimas de la campaña”.

Para la alianza cívica las insinuaciones que han surgido respecto al tema, es una acción que toma el gobierno para desprestigiarlo y tratar de ocasionar disensiones entre los miembros de la Organización

“Una vez más, las campañas negativas y de desprestigio pretenden dividir al movimiento Azul y Blanco del cual somos parte, así como instalar la narrativa que el levantamiento de abril fue un golpe financiado por fuerzas externas. No nos rendiremos, ni claudicaremos en nuestro compromiso con una Nicaragua con libertad, justicia y democracia” expresa la misiva

Por otro lado, Medios como Canal 8 publicaron que “A través de publicaciones de la USAID (Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional) aparecen pruebas y surgen declaraciones que demuestran el financiamiento millonario que ha recibido la Alianza Cívica y organizaciones de la Sociedad Civil para seguir desestabilizando el país”.

Noticia Relacionada: Organizaciones opositoras anuncian una gran coalición que competirá con Ortega

El mismo medio abordó declaraciones de Santiago Aburto y Jaime Arellano

“Voy a los datos de la USAID y veo que son 13 millones de dólares solo el año pasado y me pregunto ¿En que se invirtió tanta plata?”, dijo Aburto….

El periodista Jaime Arellano fue otro de los que emitió fuertes criticas sobre este financiamiento millonario del que se lucraron varios organismos, pero ninguno rinde cuenta”. Se muestra en la nota de Canal 8

 “Aquí hay organizaciones que han recibido un montón de dinero y están en la página web de la AID. Tengo entendido que solo en lo que va del 2019 se han entregado más de 17 millones de dólares ¿Qué se ha hecho con esos 17 millones de dólares? ¿Cuál es la rendición de cuentas de esos 17 millones de dólares?”, expresó Arellano. Cito el medio de comunicación  afín al gobierno

Por su parte Felix Maradiaga comentó que confía completamente en la Organización

"Yo le creo a la Alianza Cívica cuando sus miembros han explicado que no hay tales millones de dólares de financimiento para esa organización. Integrantes de la Alianza han explicado que a través de esa organización no se han canalizado recursos” dijo Maradiaga

He dicho (y lo reitero) que ni la Alianza ni la Unidad Nacional ha recibido esos supuestos millones de dólares de cooperación. Esa es una campaña basada en falsedades con el ánimo de confundir y despretigiar la lucha cívica. Espero que la ciudadanía que quiere una Nicaragua libre y justa, no caiga en la trampa de esas cortinas de humo” reiteró Maradiaga.