fbpx
Mar, 02 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Yemil Román Muñoz vivía en el barrio Berta Díaz, de la capital. Será sepultado hoy en el cementerio Milagro de Dios. HOY/Nayel Martínez-

Milena Muñoz, madre de Yemil Francisco Román Muñoz, joven que murió la tarde del lunes tras ser baleado por un policía en la carretera panamericana Norte, Tipitapa desmintió el comunicado de la policía al asegurar que su hijo no es un delincuente.

“Mi hijo no era un delincuente, hace poco le habíamos sacado el récord de Policía porque trabajó 15 días en Expica, si él fuera un delincuente su récord estaría sucio, tuviera denuncias, antecedentes, y no los tenía”, dijo entre lágrimas Milena Muñoz.

La Policía emitió una nota de prensa la misma tarde del hecho, aduciendo que “sujetos desconocidos” habían robado 10 mil córdobas y dos celulares al conductor de un camión repartidor de productos varios y que al tratar de darse a la fuga, los sujetos habían realizado disparos a los oficiales y que uno de ellos disparó ante el “inminente peligro de sus vidas”.

“Mi hijo no era un delincuente, mi hijo trabajaba reparando motos, no portaba arma, es que ni navaja. Las armas de mi hijo eran sus desarmadores, sus llaves para reparar las motos”, agregó su madre.

Quizás también te interese

Doña Milena contó que el lunes a la 1:00 de la tarde fue la última vez que vio a Yemil, él le dijo que iría a reparar la moto de un amigo y salió.

Al regarse la noticia por las redes sociales, ella vio como andaba vestido y se fue al kilómetro 19.5 de la carretera Norte, donde había quedado el cadáver de su hijo

“Hallé la moto de él. A un policía yo le pregunté que pasó con el que andaba en esa moto, decime. ‘¿Quién es usted?’, me dijo. ‘Yo soy su mamá’. Ellos estaban más preocupados porque yo les dijera quién me había avisado a mí de lo que estaba pasando”, explicó Muñoz.

“A mí no me han dado la cara la Policía de la estación de Tipitapa”, agregó. Uno de los policías en la escena del crimen le dijo que fuera a la estación de Tipitapa, y que allí le darían información, pero la madre estuvo por más de cinco horas en el distrito, sin que nadie le dijera nada.

“Me vine de noche de allí. Solo se rumoreaban, se secreteaban entre ellos. Hay va venir el fulano, el sutano a hablar con usted. Nunca llegó el tal (comisionado) mayor a hablar conmigo, a darme explicaciones”, añadió Muñoz.

El cuerpo del joven fue entregado hasta las 8:00 de la mañana de ayer martes, ya que la Policía no le había entregado el documento necesario para retirar el cadáver de Medicina Legal.

“Y los policías todavía tomando fotos al cadáver, ¿para qué? “A mi hijo me lo mataron… ¿Por qué no le dispararon a los pies, a la llanta? Que se cayera para detenerlo, no a matarlo”.

Fuente: Periódico Hoy