fbpx
Vie, 29 Mayo

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Exguerrillera Dora María Téllez-imagen tomada de El País

Ante las declaraciones de Julio Cesar Avilés, General del Ejercito de Nicaragua en su discurso del 40 aniversario de la institución que dirige, la exguerrilleria Dora María Téllez mencionó “que lo mejor que podía hacer es renunciar”

«Avilés a la defensiva, inventando que unas ONG querían que dieran un golpe. Después de más de un año de silencio, ahora se lava las manos y amenaza a quienes critican al Ejército. Muy valiente con desarmados, pero muy calladito con los paramilitares», manifestó la exguerrillera Dora María Téllez en su cuenta de Twitter.

«Se le olvida al jefe del Ejército que los muertos han sido jóvenes y adultos, asesinados por las balas de los Ortega Murillo. Todavía sus familias espera condolencias de su institución. Hay presos, miles de heridos, exiliados y perseguidos. Ninguno de ellos miembro del Ejército», agregó la exguerrillera en otro tuit.

Este lunes, en el acto de conmemoración del cuarenta aniversario del Ejército Nacional, el general Avilés por primera vez dejó clara públicamente su posición al considerar las protestas civiles un intento de golpe de Estado contra el régimen de Daniel Ortega, en consonancia con el discurso oficialista.

Quizás también te interese

El jefe del Ejército de Nicaragua, Julio César Avilés, acusó a ONG y otros sectores de proponer un golpe de Estado a la dictadura de Daniel Ortega.

De igual modo Avilés amenazó a quienes desde redes sociales y espacios de opinión pública han criticado la pasividad del cuerpo castrense ante los abusos de los cuerpos parapoliciales que, equipados con armamento de guerra, acompañaron a la policía y fanáticos del régimen en las sangrientas «operaciones limpieza» en todo el país.

“Sepan que sabemos quiénes están detrás de esa brutal campaña de ataques y provocaciones y los hacemos responsables de las afectaciones físicas y morales de nuestros compañeros y familiares”, amenazó Avilés.

“Y no digan que los estamos amenazando porque no es esa nuestra intención, en todo caso es nuestro deber, señalar los brutales ataques y provocaciones a nuestra institución, nuestros compañeros y familiares”, prosiguió el jefe de 16 mil hombres armados.

El general en retiro Hugo Torres interpretó el discurso de Avilés como un aval a los parapolicías, porque el llamado que han hecho las organizaciones no gubernamentales al Ejército, fue que desarmara a los grupos armados que matan y persiguen a los opositores.

«(Las declaraciones de Avilés) dan lugar a pensar que exigirle que desarmara a los paramilitares era como estar dando un golpe de estado, lo cual es una interpretación, además de antojadiza, muy atrevida, porque significaría que (Avilés) interpreta la presencia de los paramilitares como una fuerza institucional, como una fuerza del Estado, como una fuerza regular, regida por la ley», dijo Torres.

El Ejército de Nicaragua cumplió 40 años de fundación el 2 de septiembre.

Torres manifestó que no cree que la posición del jefe del Ejército sea compartida por todos los mandos.

«Esas son las declaraciones del general Avilés, del comandante en jefe, pero no creamos que esa es la posición de la mayoría de la oficialidad, de los sargentos y del personal del Ejército. Son dos cosas distintas. Lo que pasa es que el Ejército al ser una organización vertical, de mando único, cuando habla el comandante en jefe se tiende a interpretar que habla en nombre de todo el Ejército, pero no siempre es así. Pero yo sí creo que no es la posición de la mayoría de los oficiales», expresó.