fbpx
Vie, 05 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Catedral Metropolitana de la Inmaculada Concepción de María-imagen tomada de TripAvisor

El gobierno este año no le asignó recursos económicos, como solía hacerlo a la Catedral Metropolitana de la Inmaculada Concepción de María, administrada por la Arquidiócesis de Managua.

Mediante una eucaristía, el domingo 1 de septiembre el padre Luis Herrera, rector de la catedral dijo que celebraban este tiempo en medio de la austeridad, debido a la situación que enfrenta el país.

El año pasado a la Arquidiócesis de Managua, de inicio se le asignó 1.6 millones de córdobas y en el primer semestre se le desembolsó 800,000 córdobas, sin embargo, con la reforma del prepuesto en septiembre se le quitó el presupuesto restante.

Este no es el único ataque que ha sufrido la iglesia católica pues su brazo social y de captación de donación, Cáritas de Nicaragua, ha sido afectado, ya que desde el año pasado el gobierno de Daniel Ortega está revisando los documentos contables de la organización, lo que les dificulta el trabajo. Pero además desde hace años  viene socavando la labor social, con la retención de contenedores que contienen ayuda que los cooperantes internacionales mandan a esa institución benéfica para realizar sus proyectos sociales.

Quizás también te interese

Es tal la crisis que enfrenta la Catedral, que en la celebración de aniversario de la fundación, el sacerdote Luis Herrera apeló a la generosidad de la feligresía y a un medio de comunicación le dijo que la gente ya no está ofrendando como antes.

Herrera explicó que los gastos mensuales son fuertes; ya que hay que pagar 50,000 córdobas de energía eléctrica, el pago del Seguro Social a los trabajadores que ronda los 40,000 córdobas, más el pago de personal y otros gastos, suman unos 150,000 córdobas mensuales.

Por su parte el padre César Castillo, de la Basílica San Sebastián de Diriamba señala que el recorte de presupuesto por parte del Estado es un golpe fuerte, sobre todo por la crisis económica que se vive en el país. El año pasado a la Basílica de Diriamba se la había asignado 200,000 córdobas, pero tampoco se le dio dinero y este año no entró en el presupuesto.

“Nosotros desde el año pasado estamos sin presupuesto, bueno al inicio nos dijeron que nos iban asignar pero luego vino la crisis y eso se perdió, y este año no nos dieron asignación, la situación están bien difícil, nosotros estamos haciendo actividades extras para pagar lo básico y también estamos buscando ayuda en el extranjero”, dijo Castillo.

A criterio del sociólogo Cirilo Otero, el Estado no debe darle dinero a las instituciones religiosas porque eso las vuelve dependientes.

“Yo nunca he estado de acuerdo con que el Gobierno le de plata a las iglesias, ni a la iglesia católica, ni a la iglesia evangélica, porque cuando te dan dinero alguien te hace dependiente del criterio de la opinión, de favores, pero además este gobierno del señor Ortega sea caracterizado por dar ayuda o prebendas para tener atrapa la voluntad de las personas y de las instituciones, a mi me parece que la manutención de los templos debe ser una responsabilidad de sus adeptos, de los creyentes”, dijo Otero.

El año pasado con el estallido social, el régimen le declaró la guerra a la iglesia católica, debido al respaldo que le brindaron a los jóvenes durante las protestas, algunas de ellas se convirtieron en centros de refugio o bien en puestos médicos, donde se atendía a los heridos en protestas, incluso muchas de la ayudas se canalizaban a través de la iglesia.

Sorprendentemente después que se aprobó el Presupuesto General de la República, las 173 instituciones religiosas; que se beneficiaba en tiempos anteriores (94 iglesias católicas y 79 iglesias evangélicas), solo se seleccionó a 15 instituciones religiosas, la mayoría cercana a Daniel Ortega.

Fuente: La Prensa