fbpx
Mié, Nov 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr

Comunidad católica y dirigentes de la iglesia lamentan profundamente la trágica muerte de sacerdote y seminarista en accidente de tránsito.

 

Monseñor Rolando José Álvarez Lagos, obispo de la Diócesis de Matagalpa, así como el clero diocesano y las congregaciones religiosas de esa jurisdicción eclesiástica enviaron sus condolencias a la Diócesis de León y a la comunidad de seminaristas y formadores del Seminario San Juan Pablo II por la Muerte de sacerdote y seminarista en accidente de tránsito en Matagalpa.

El sacerdote Keneth Francisco Mendoza Navas, de 27 años, y el seminarista Léster Antonio Altamirano Rodríguez, viajaban en un carro sin placas que conducía el sacerdote Mendoza Navas y  por causas todavía bajo investigaciones de agentes de la Dirección de Seguridad de Tránsito de la Policía, colisionó contra un árbol de guanacaste a la orilla de la carretera, frente a un trillo arrocero en la comarca Río Viejo, municipio de San Isidro.

Como datos preliminares del dia viernes por la Secretaría Ejecutiva de la Policía en Matagalpa señala que el vehículo circulaba de norte a sur, con dirección de Estelí a Sébaco, pero al llegar al kilómetro 110.5 de la Carretera Panamericana “se sale de la vía, al lado izquierdo, yendo a impactar contra un árbol de guanacaste”.

El sacerdote y el seminarista murieron de forma inmediata y sus cuerpos quedaron prensados entre la chatarra del carro, cuyo motor salió catapultado a varios metros de distancia.

Los Bomberos de Sébaco asistieron al lugar y tuvieron que usar herramientas especiales para poder extraer los cadáveres, que luego fueron llevados al Instituto de Medicina Legal en la ciudad de Matagalpa, donde poco después del mediodía fueron retirados por sus familiares. Mendoza Navas, originario de Corinto, Chinandega, fungía como formador en el Seminario Propedéutico Nacional San Juan Pablo II, ubicado en Masatepe, Masaya. Hoy será sepultado en su natal Corinto.

En tanto, Altamirano era seminarista y originario de la comunidad El Naranjo, en el límite entre los municipios de Sébaco, Matagalpa y Jinotega.