fbpx
Mié, Sep 18, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Hospitales con dengue-imagen tomada de "El periódico"

La niña Ana Gabriel Castañeda,  falleció el pasado 13 de agosto y presentaba síntomas del Dengue, sus padres denunciaron que su muerte fue producto de la negligencia médica, porque solo le recetaron acetaminofén en las dos ocasiones que la llevaron al Hospital Carlos Roberto Huembes en Managua.

 “A mi hija me la mataron, eso a mí nadie me lo va a sacar de la cabeza. Yo llevé a mi hija el viernes, me la regresaron y dijeron que tenía solo una fiebre; me le recetaron unas acetaminofén y unas antigripales”, afirmó Daniel Castañeda, el padre de la menor de 9 años

Asimismo, agregó que  regresaron al día siguiente a la clínica, cerca de la iglesia El Carmen, y tras una segunda evaluación le cambiaron el diagnóstico, afirmando los médicos que la niña tenía una fuerte infección y le inyectaron antibióticos.

 A pesar que una prueba de laboratorio mostraba una baja en las plaquetas, los médicos decidieron que la pequeña podía salir del hospital.

Nuevamente la llevé el domingo y la doctora me dice que mi hija tiene una infección fuerte y me le ponen una inyección de 1,200 unidades. El viernes, la niña tenía las plaquetas en 2,360, después que la inyectan y realizan otros exámenes (sangre y orina), las plaquetas marcan 1,360. El lunes que la vuelvo a llevar, las plaquetas ya están en 99; hasta entonces me dicen que me la van a ingresar por tener la plaquetas bajas”, afirmó Castañeda. El padre relató al Nuevo Diario  que la menor permaneció hospitalizada durante el día domingo y a las 7:00 p.m. del lunes le comunicaron que sería trasladada a la sede central del Hospital Carlos Roberto Huembes

 “Mi hija ya llega con las plaquetas en 66, me la mandan a observación y no la ingresan inmediatamente en cuidados intensivos. Esperaron que a mi hija le bajaran sus plaquetas a 34 para ingresarla a cuidados intensivos. Hasta que a mi hija le dio un ataque en la cama fue que corrieron todos los internos a atenderla, no médicos con experiencia, sino estudiantes. Ellos me la mataron. Después se lavaron las manos diciendo: ‘Disculpe, pero es que su hija estaba bien complicada’. Pero, por qué, si yo la llevé desde el viernes, no hicieron nada para mejorarla, por qué dejaron que se complicara”, cuestionó Castañeda.

Karla Patricia Masís, mamá de Ana Gabriel Castañeda, afirmó que cuando atendieron a la niña los médicos tampoco les informaban de los resultados de los exámenes que le realizaban, y hasta que la niña sufrió un ataque en la camilla, le colocaron aparatos para medir el ritmo cardíaco y la presión.

Aunque un médico había dicho que no había que moverla, una enfermera le retiró todos los aparatos y la ubicó en otra camilla. Solo la trasladó para que a mi niña le diera un infarto, la entubaron y media hora después dijeron que había muerto, fue una negligencia médica, me dejaron morir a mi niña”, aseguró Masís

Daniel Castañeda agregó que fue durante el tramo final de la emergencia que a la menor la entubaron sin su autorización y fue posteriormente que le pidieron que firmara un documento avalándolo.

En el acta de defunción entregada a los padres, se indica que la hora del fallecimiento fue las 6:30 a.m. del martes y fue catalogada como “sospechosa de dengue “Entonces si ellos tenían la sospecha de que era dengue, ¿por qué no actuaron?”, lamentó Castañeda.

FUENTE: El Nuevo Diario