fbpx
Lun, Dic 09, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr
Boda de David Lagos-imagen tomada de la Prensa

Una nueva forma de festejar se está iniciando en Nicaragua, después de las protestas antigubernamentales originadas el año pasado, pues los excarcelado le ponen el toque Azul y blanco a sus celebraciones, como símbolo del sueño y la esperanza que aun alimenta su espíritu de ver a su tierra completamente libre.

Un ejemplo de ello es la “boda vandálica” de David Lagos originario de Matagalpa, cuyo matrimonio fue invadido por los colores de la bandera nacional. El cuerpo de su ahora esposa, Ana Gabriel Monge Amador, era cubierto por la pureza del blanco con un bordado azul que remarcaba su figura. Asimismo, la flor de sacuanjoche adornaba su largo cabello negro, resaltando su alegre y bello rostro.

Por su parte, el uniforme azul de encarcelado arropó a Lagos, quien decidió agregarle en la parte de atrás  la letra L, inicial de su apellido, y la bandera nacional, que tiene estipulado como su día el 14 de julio, fecha en que se realizó el matrimonio.

Sin embargo, la boda de Larios no es el único caso, pues El excarcelado político del municipio del Rosario -Carazo Daniel Téllez celebró el  pasado  25 junio su cumpleaños, con los tonos representativos nacionales.

 “una de las sorpresas que estuvo genial fue la del pastel” el cual  estaba impregnado con los dulces sabores de libertad de la bandera azul y blanco”. Expresó Téllez días después de su festejo

Daniel fue capturado el 28 octubre de 2018 en horas de la noche, a una cuadra de su casa, fue secuestrado por policías, él había participado de las protestas cívicas en el departamento y por esa razón lo secuestraron. Fue liberado bajo el régimen de convivencia familiar el pasado 20 de mayo del 2019.