fbpx
Vie, 29 Mayo

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

Kate Gilmore, Alta Comisionada adjunta de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, instó al gobierno de Nicaragua a realizar una investigación no sesgada sobre las denuncias de torturas y maltrato en las prisiones.

 Gilmore reconoció como un acto positivo la excarcelación de una serie de manifestantes, aunque enfatizó que no es de completa libertad. El estado ha excarcelado a 442 personas desde el 27 de febrero de 2019: 336 de ellas bajo medidas alternativas a la detención, mientras que a 106 les fue aplicada la recientemente adoptada Ley de Amnistía. Sin embargo, hay quienes consideran a dicha normativa jurídica aprobada el 8 de junio de 2019, como ambigua, porque beneficia a los verdaderos transgresores de los derechos humanos, y no a las víctimas en el contexto de las manifestaciones.

Otro aspecto en mención es que alrededor de 80 personas permanecen bajo custodia en condiciones severas de detención.  "Instamos a la liberación de todas las personas detenidas arbitrariamente por su participación en las protestas o por expresar opiniones disidentes o críticas, incluidas las que se encuentran bajo medidas alternativas al encarcelamiento. También reiteramos nuestro llamado a que se lleven a cabo investigaciones inmediatas, imparciales y efectivas sobre estas denuncias de tortura y los hechos violentos bajo custodia", dijo Alta Comisionada Adjunta.

La alta comisión de derechos humanos ha recibido denuncias con respecto a las arbitrariedades de oficiales de la Policía Nacional, por ejemplo, el caso ocurrido El 16 de mayo de 2019, cuando dentro de la prisión de La Modelo, el detenido Eddy Montes fue asesinado, presuntamente por un custodio. Asimismo, criticó que el Estado de Nicaragua no se ha responsabilizado por los actos violentos en las protestas antigubernamentales.