fbpx
Lun, Sep 16, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Tras los enfrentamientos del fin de semana entre agentes policiales y feligreses que asistieron a la Catedral Metropolitana de Managua a participar en una misa de acción de gracias por la liberación de los presos políticos, diputados sandinistas han criticado severamente a los lideres religiosos señalando que la iglesia se ha convertido en un centro de proselitismo político.

En conversación con la Voz de América, el legislador oficialista Wilfredo Navarro señaló, “ La catedral desde hace rato se ha vuelto un centro de proselitismo político, los padres son los dirigentes políticos de la catedral, los que están ahí, entonces ahí los fines de semana se reúnen los opositores para hacer actos que atentan contra la libertad de culto de la gente que llega a visitar el templo. Están violando la libertad religiosa”.

El parlamentario, quien además es integrante de la comisión estatal en las negociaciones con la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia añadió que, el cardenal Leopoldo José Brenes debe pronunciarse ante lo que el calificó como la “partidización” de la iglesia católica.

Navarro señaló que la policía no dejará marchar a los manifestantes “hasta que cumplan con los requisitos”, pese a que en reiteradas ocasiones diversos organismos sociales y políticos han solicitado licencia a las autoridades para poder machar en las calles, y siempre ha sido negado.No obstante, monseñor Carlos Avilés Cantón, Pro Vicario General de la Arquidiócesis de Managua aseguró que la iglesia siempre defenderá los derechos elementales de las personas, incluyendo la libertad.

“Las parroquias y la iglesia siempre van a estar del lado del ser humano, de las personas y sus derechos elementales, derecho a protestar, derecho a la libertad de expresión, etc, lo que si estamos afirmando en la iglesia es que no se confunda un acto religioso como la eucaristía con un acto de protesta”, aseguró el religioso.

Monseñor Avilés explicó que los filigreses tienen toda la libertad de expresar sus ideas y organizarse en los atrios y alrededores de la catedral, pero no dentro de la iglesia.Durante el ataque de este domingo dos jóvenes resultaron heridos, mientras el padre Luis Herrera, rector de catedral, pidió a la policía detener el asedio contra la población que llega a las misas en el templo.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos, rechazó a través de sus redes sociales lo que calificó como un ataque de la Policía Nacional contra la Catedral de Managua, 24 horas después del ataque de civiles a la Catedral de León.

VOA