fbpx
Sáb, 06 Junio

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Stereo Romance - Nacionales

6a95d8ca6d6aa7cb4a53b9f4440917e0 W1065

Hoy el representante de la Iglesia Católica, Cardenal Leopoldo José Brenes Solórzano arriba a un año más de feliz existencia.
Brenes se ha ganado el corazón de miles de nicaragüenses por su trabajo que ha venido ejerciendo dentro de la iglesia, debido al contexto sociopolítico que enfrenta el país.

Leopoldo José Brenes Solórzano es Cardenal Arzobispo de Managua. Llama la atención por su curioso peinado. Es aficionado a usar pantalones vaqueros desteñidos, al béisbol y al fútbol.

Nació en el seno de una familia pobre el 7 de marzo de 1949 en el municipio de Ticuantepe, provincia de Managua y desde pequeño, entre 8 y 9 años, según recuerda, sintió la llamada del Señor.De origen humilde, realizó los estudios eclesiásticos en México y en Roma y fue ordenado sacerdote en el año 1974. Se licenció en Teología en la Pontificia Universidad.

OBISPO Y CARDENAL

Quizás también te interese

Fue nombrado obispo auxiliar de Managua por Juan Pablo II el 13 de febrero de 1988, y su consagrador principal fue el arzobispo de Managua, Miguel Obando y Bravo, quien ya lo había ordenado sacerdote.En diciembre de 1991, fue nombrado obispo de Matagalpa,34 cargo en el que se desempeñó hasta 2005. Montado a mula visitaba comunidades remotas y montañosas.

El 1 de abril de 2005, un día antes de morir, el papa Juan Pablo II le nombró arzobispo de Managua en reemplazo del cardenal Miguel Obando y Bravo, quien se retiró de acuerdo al Derecho Canónico (por límite de edad) aceptando su renuncia. Como tal, Brenes presidió sucesivamente las comisiones para las vocaciones y los ministerios de la Conferencia episcopal de Nicaragua, tras lo cual fue elegido secretario general, luego vicepresidente, y más tarde presidente de esa institución.El 12 de enero de 2014, el papa Francisco lo creó cardenal, junto con otros 18 obispos.

El 14 de abril de 2013, luego de la elección de Francisco al pontificado, Leopoldo José Brenes expresó que la reforma de la Curia romana era una idea que el papa Francisco tenía desde antes de ese nombramiento.

leopoldo