fbpx
imagen de cortesía

Los padres de la menor de 14 años originaria del municipio de La Paz de Carazo y que presuntamente fue violada por Candelario Pérez Jiménez y José Antonio Nicoya, manifestaron que en el juicio esperaban una disculpa de los dos imputados, pero eso nunca ocurrió.

A pesar de lo sucedido, refieren que los perdonan, pero están conscientes de que las cosas no volverán a ser igual, dado que se le hizo un daño a su hija mayor.

La señora relató que después que condenaron al no vidente, ella y su esposo han recibido amenazas de los familiares de este y que ahora los ven como enemigos. El otro abusador José Nicoya era también amigo de la familia de la adolescente y los vecinos fueron los primeros en sospechar lo que ocurría. “La gente le dijo a mi esposo que ese hombre del otro lado hablaba mucho con mi hija y es así que nosotros tuvimos más cuidado, pero luego mi hija nos contó, aunque al inicio no decía nada”, dijo la caraceña.

Quien  se encuentra satisfecha por la condena que recibieron estos dos hombres quienes abusaron de la menor. Según las declaraciones brindada por los padres de la menor al periodista Mynor García Núñez