Foto: Oscar Sánchez.  Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y origen ruso, atacó al sacerdote

Estable se encuentra el padre Mario Guevara Cerda, de 59 años, tras sufrir un atentado este miércoles en la Catedral, con ácido sulfúrico, que le lanzó una mujer de origen ruso, en el interior de la Catedral de Managua.

El Sacerdote Guevara fue atendido de emergencia en el Hospital Vivian Pellas con quemaduras en el cuello, brazos, mejilla y un ojo. Afortunadamente “las quemaduras no son gravísimas y se someterá a tratamiento en la casa”, tuiteó monseñor Silvio Báez.

 La atacante, identificada por la policía como Elis Leonidovna Gonn, de 24 años, tiene nacionalidad rusa; ingresó a la catedral y esperó que el sacerdote bendijera unos crucifijos para lanzarle el químico, estando en la nave central. 

Mientras auxiliaban al sacerdote, la agresora intentó escapar, pero fue capturada por un grupo de feligreses. Bajo la protección de las monjas que se encontraban en el templo, Gonn manifestó, según afirma la hermana Aracely Guzmán, que “el diablo la había enviado para matar a un sacerdote, de no hacerlo, ella moriría”.