Imagen de Alberto Cano

Una multitud acompañó al profesor hasta su última morada después de una misa de cuerpo presente realizada en la Parroquia Santiago.

El magisterio jinotepino, familiares y amigos, dijeron adiós la tarde de este lunes al profesor, Julio Rodríguez López, cariñosamente conocido como “Julio Cebolla”, que tuvo una muerte casi súbita, tras sufrir complicaciones de la diabetes. Rodríguez, de la vieja guardia del magisterio, fue reconocido por su destacada acción a favor de los docentes y sus reivindicaciones, tal como recordó ayer otro de sus viejos colegas, el profesor, Juan Valerio…

Repentino fallecimiento

El profesor falleció la madrugada de este domingo, Julio Rodríguez López cariñosamente conocido como “Julio Cebolla”, fundador de la Asociación Nacional de Educadores de Nicaragua, ANDEN, alfabetizador y graduado a finales de los sesenta sin la dicha de tener padrino por lo que fue asignado a una escuela rural en “El Terrero”, según comentó, el profesor, Juan Carlos Fajardo.

Creyente católico

El profesor, Rodríguez, también era conocido por su devoción con la imagen de  Santiago patrono d ela ciudad de Jinotepe y cada vez que el santo pequeño salía a la demanda acostumbraba en su casa de la Villa Madre Proletaria, repartir guiso a los jinotepinos.

También por su amor a la Virgen, tanto así, que antes de entrar en coma por una aparente subida de azúcar, pidió que aunque se estuviera velando no dejaran de poner a la Virgen. Su vela, fue anoche en La Villa madre Proletaria y hoy a las tres de la tarde, será su funeral, después de una misa de cuerpo presente a las tres de la tarde en la parroquia Santiago Apóstol, de su natal Jinotepe