Potes de leche se pierden y no llegan a las personas aseguradas que la necesitan.

 Don Freddy Ramírez asegurado numero 004027814, denuncio al Hospital Carazo, conocido como SERMESA, cuyos dueños se mantienen en el misterio, de una presunta desviación de la leche especial que reciben los pensionados del INSS bajo prescripción medica cuya asignación es de cuatro tarros cada dos meses.

 De acuerdo con Ramírez, en total son 26 pensionados que no han recibido la leche especial que según afirma se pierde en el trayecto de Mangua a Jinotepe, sin que nadie se dé cuenta de su existencia.

Señala que cada tarro tiene un valor de 400 córdobas, es decir, que en total 104 potes no han sido entregados lo que sumaría 41 mil 600 córdobas en efectivo, pero nadie se explica donde fueron a parar.

Por su parte la delegada del INSS  en Carazo la doctora Lea Concepción González dijo que la institución cumple con lo establecido que es introducir las solicitudes al sistema, pero destaco que la farmacia que debe entregar la leche y las medicinas está incumpliendo y dio la razón al reclamante.