fbpx
Mié, Nov 20, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

eszh-TWenfr
Imagen de referencia

Mis Tacones Altos, cuenta la historia de una trabajadora sexual, que aprende sobre sus derechos y los derechos  de sus dos infantes.

 El sol se oculta bajo al oeste en una tarde más del mes de marzo, el frío se asoma  a la ventana y yo Vanesa me doy un baño, el agua me recorre lentamente cierro la llave y me dirijo hacia mi cuarto, celeste mi niña de tres años toma su leche y Abraham mi niño de 7 hace su tarea, me visto como todas las tardes y me maquillo, Mis Tacones Altos nuevos me hacen ver más grande, quiero describirme soy una mujer alta, morena, tengo 31 años, mis ojos son grandes, tengo un camanance, si me preguntan qué es lo más bonito de mi diría que es mi sonrisa, ese camanance me hace ver graciosa y Abraham mi hijo lo heredo.

Se pasa rápido el tiempo, ya la noche empieza a caer ya di de cenar a mis dos ángeles, pronto estarán dormidos y yo saldré a trabajar. En total somos más de 20 mujeres en Jinotepe que hacemos este trabajo, solo la mitad estamos organizadas y concientizadas, este es un tema bien estigmatizado en serio, a veces hablo toda técnica pero es lo que he aprendido en los últimos meses, hasta me siento toda sofisticada fíjate. 

Mi lugar de trabajo se ubica en la carretera Panamericana, de donde fue el colegio Manuel Hernández dos cuadras y media al Norte, ya estoy en mi esquina acostumbrada  con Mis Tacones Altosles y te dejo un momento ahí viene mi amiga la Karina como siempre ella de camisa blanca le encanta ese color ya le he dicho que deje de comer bombones mucha azúcar es mala para su salud.

Vanesa: Entonces mujer   ¿Cómo estás?

Karina: Aquí linda como siempre y dispuesta a ganar el pan de cada día ya el 12 es la promoción de mi hijo ando alegre al fin sale de primaria.

Vanesa: Que rápido creció ya va a salir de secundaria vos, que hace que lo vi de teta.

Karina: Por eso quiero ganar dinero, le quiero comprar ropa nueva y yo también quiero ropa paraverme elegante a la par de mi chavalo guapo, y a mis dos princesas quiero que se vean lindas ese día.

Vanesa: ¿Y es que no le exigiste nada al bueno para nada ese de Mauricio?

Karina: Ya hemos hablado de eso Vanesa vos corriste con suerte que no te quitaran a tus hijos pero a mí me da miedo que me quiten a mis dos niñas vos sabes que nuestro trabajo aquí es mal visto. Mira ahí viene un cliente.

Sigo con mi cuento, me da pesar la Karina ella piensa que el ex marido le puede quitar a las niñas por eso no lo demanda yo les quiero contar a todas las mujeres que yo pensaba así antes y tenía miedo que me quitaran a la celeste pero me organice y me informe y así puse pensión para mis dos  ángeles.

Espero tengan tiempo de leerme y no les aburra lo que paso con esta madre de Tacones Alto, como me dice mi hermana, El otro día yo leí en un cartel de una red de trabajadoras sexuales y dije que es eso, vos sabes una toda ignorante a veces, me tire la carcajada y pensé idiay es que hasta organización tenemos y sabes que, llamé y hable con María Elena una trabajadora sexual, presidenta de la organización y ella me dijo que llegara a la organización, al principio estaba incrédula, pero después fui y ahí empecé a organizarme y aprender sobre mis derechos, deje de avergonzarme de mi oficio y me enseñaron a ver que lo que hago no  es una cosa mala o indigna, es mi oficio y como muchos otros no tiene por qué avergonzarme.

Mi mayor temor te lo digo era perder a mi celeste pero ahí en esa organización me mandaron a la Defensoría Pública, yo ni sabía que existía eso pero ahí me dieron todo el asesoramiento hable con dos personas la Doctora en leyes Jacqueline Laguna coordinadora de la defensoría publica en Carazo y el abogado Giovanni Zelaya abogado de familia.

Si vieras fue todo un show el mío cuando llegue iba con Mis Tacones Altos, pase dejando a mi ángel en el CDI, a mi hijo en la escuela y luego me fui a esas oficinas, las manos me sudaban, y hasta se me trababa la boca, cuando entre dije buenas y ahí estaba una mujer vestida con una camisa blanca y un collar celeste, se miraba toda odiosa yo quería salir corriendo pero ella sonrió y me dijo buenas en que le puedo atender amiga pase adelante, me relajó un poco su saludo aun con pena de hablar le dije quiero demandar a mi ex pareja por pensión alimenticia de mi hija de 4 años y el varón de 7 , ella me dijo con mucho gusto le asesoro, deme sus datos tiene las partidas de nacimiento de sus hijos e hijas, y yo le dije así no mas no me va a preguntar nada y ella me respondió señora aquí velamos por los derechos de las y los niños, por supuesto los derechos de la mujer .

Con más miedo que otra cosa afirme mis pies en Mis Tacones Altos,me frote las manos y le dije es que soy trabajadora sexual, Jacqueline me miro fijo, pensé que me sacaría de ahí, ella hizo una pausa tomo un poco de agua, yo tome mi bolsa me sentía apenada, cuando me disponía a levantarme me dijo, eso es irrelevante sus hijos e hijas tienen derecho a manutención por parte de su padre y usted no tiene de que apenarse ni mucho menos, usted hace un oficio como muchos otros oficios así que tomaremos su caso.

Dios santo te juro que me sentí feliz y con ganas de llorar.

En eso llego un hombre recio con unos portafolios y me dijo buenas, lo mire y Jacqueline le dijo mira vamos a tomar el caso de ella es madre soltera un niño una niña y quiere demandar a su ex pareja y él dijo está bien , tenía mil preguntas y no pude contener más mi deseos de hablar, les dije me siento un poco extraña ustedes me están tratando muy bien no se dan cuenta soy Trabajadora sexual y me respondieron usted es una mujer sujeto de derecho, mas apenada que nunca les dije no me van a quitar a mis hijos por eso? Sonrieron un poco y me dijeron su trabajo no es causal de quitar la custodia a menos que su oficio ponga en riesgo a sus criaturas es decir si usted lleva los clientes a la casa, o toma licor dentro de la casa, pero si usted lo ejerce ajeno al seno familiar está en su derecho.

Mira vos yo me quede perpleja mis ojos que son grandes casi se salían, hasta que encogía los dedos en Mis Tacones Altosy ahí empezó todo esa gente me explico de mis derechos yo me empodere y logre que mi ex pareja me pasara la pensión de mis dos criaturas.

No fue tan tardado el proceso sabes, y mi oficio era irrelevante en la lucha por los derechos de mis dos angelitos, el hombre al inicio se arrecho y me dijo que me los quitaría pero luego entendió que eso no se puede pues mis criaturas estaban bien cuidadas conmigo y en ningún momento los he expuesto a peligro.

Hoy trabajo para darles un futuro mejor pero me siento apoyada,  y el hombre también se hizo responsable tiene visitas los saca a pasear, soy una mujer feliz.

Ya ha pasado el tiempo y ahora también me he integrado a la iglesia ahí me encontré a un señor que siempre me trataba de convencer que Dios era misericordioso y todo el cuento que nos tira esa gente así pensaba yo, el nunca dejo su lucha hasta que me llevo un día a misa, pues que te diré al principio cuando Mis Tacones Altos sonaban en el piso me daba pena me sentía señalada pero poco a poco aprendí que ahí me miraban como una persona más que llega a oír la palabra de Dios no creas yo al principio pensaba que todos era un montón de gente hipócrita un pingüino en el altar y unas viejas cotorronas jajajaja hasta me da risa lo que yo creía, pero ahora me he dado cuenta que no todo la gente es igual ahí me apoyan y no me miran mal por mi oficio me dicen que de todo hay en la viña del señor. Esperan que un día deje mi trabajo  pero ya les he dicho que es un trabajo como cualquier otro y no me insisten.

Las mujeres de RedTranSex me han enseñado a cuidar mi salud, a protegerme, a ser una mujer segura, a no avergonzarme de mi trabajo, hasta de equidad de género y toda la cosa,  he aprendido mucho en los últimos meses. Ahora mi trabajo se va centrar en convencer a la Karina de demandar al tal Mauricio y apoyarla para que ella se empodere como yo y aprenda que ser trabajadora sexual no es un trabajo de vergüenza, es un oficio que como recompensa te da dinero, igual a ser secretaria, costurera, limpia botas, vende agua helada, es un trabajo…

Yo se que la Karina tiene miedo pero yo no descansare en mi lucha para que como yo sea una mujer feliz, sin tapujos; Se me hace tarde he hablado mucho debo trabajar,  ya me rindieron los tobillos Mis Tacones Altos, ya se me llevaron dos clientes arriba la chaparra y la Kalua.

Ojala mi crónica te sirva a vos que no conoces aun tus derechos como mujer, infórmate, pregunta, hace valer tus derechos ahí en la Defensoría Pública, te asesoran de varios temas porque tenemos derechos en salud, en educación, como cualquier otro ciudadano o ciudadana, ahora si te dejo un beso querida.

¿Qué opina la gente de legalizar el trabajo sexual?

trabajadora sexual