fbpx
Mar, Sep 17, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

En lo que para muchos fue una imprudencia del padre, Juan de Dios García, comerciantes y católicos arengados desde un micrófono, incluso por el propio sacerdote, se enfrentaron ayer al mediodía con un gripo de comerciantes ubicados frente al PALI, en Jinotepe.

Los hechos se registraron después que según comerciantes, el párroco se dirigió a un grupo de comerciantes entre ellos la señora Sayda Medina, a quien conminó a dejar la acera de las iglesias, mientras unas señoras arengaban desde el micrófono y otros acompañantes del sacerdote expresaban que ahora que los santos ya no están iban a desalojar a los comerciantes que retornaron al centro de la ciudad.

Una de las comerciantes, expresó que la señora Medina, una gran devota de Santiago, hasta lloró porque el padre la agredió verbalmente y que habría manifestado que tenían la voluntad de regresarse al mercado, pero por la actitud del padre, ahora ni que les hagan terminal se irán del centro de la ciudad.

Para otros, el padre Juan de Dios fue mal-aconsejado, porque consideran que provocación haber llevado a las imágenes a las calles que de nuevo ocupan los mercaderes, pues para suerte el “rifi-rafa” no pasó a más.

Un día, antes el padre, Juan de Dios García, nuevamente acusó a los comerciantes de haberlo amenazado de muerte, de lanzar morterazos contra la casa cural y atentar contra los símbolos religiosos, por lo que dijo que Jinotepe, esta de duelo y sin autoridad que haga valer las leyes.

Comerciantes lamentan enfrentamientos.

Según varios que regresaron al centro de Jinotepe, lo que menos desean es enfrentarse con la iglesia católica, porque la mayoría son creyentes, pero la misma necesidad los empujó a regresar, tras ratificar que no venden nada en el nuevo mercado y que deben mucho dinero a los bancos. Nadie quiere faltarle el respeto al padre, más bien ahora debería abogar para que nos den las condiciones en el nuevo mercado y se terminará este problema, dijo una de las vendedoras.

No vendemos nada en el mercado nuevo

Los comerciantes justifican los audios y morteros, señalando que ellos mismos los adquieren con recursos de los mismos mercaderes, pero señalaron que ahora ni que les construyan la terminal se regresan al nuevo mercado, porque venden más en los lugares que nuevamente ocuparon en el centro de la ciudad.

Los mercaderes, expresan que de nada sirve tener bonitos tramos y mejores condiciones en el mercado nuevo, porque nada venden, mientras que en el centro si están vendiendo, aunque sea para abonar lo que deben a los bancos.