fbpx
Jue, Oct 17, 2019

LA RADIO QUE SE VE, SE SIENTE Y SE ESCUCHA

Lesiones, nerviosismo y mucho enojo la tarde de este miércoles después de que  un niño de seis años de edad resultara con serias lesiones que le provocó un feroz animal de raza pitbull.

Enardecidos se encontraban los vecinos del barrio 19 de Julio, ubicado en el municipio de Dolores, en Carazo, al darse cuenta del ataque que casi acaba en tragedia. Familiares del niño de siglas G.J.H.H denunciaron ante las cámaras de un medio de comunicación nacional el terrible suceso, acusando a la señora Katia Vargas, habitante del mismo barrio, como la persona que no logra controlar la ira de este animal.

El hecho sucede cuando el menor se dirigía a comprar una bolsa de hielo a la casa donde vive Vargas. En esta vivienda merodeaba esta mascota aparentemente sin las debidas precauciones para su comportamiento y fue en el momento que el niño iba a agarrar el hielo, que la perra se salió y se le abalanzó encima.

Cuando el animal estaba encima del niño, vecinos dicen que le mordió el rostro, cabeza, brazos y espalda, por lo que de inmediato acudieron en su ayuda tratando de llamar la atención de esta perra para que así lo soltara, pero según indican, esta enfurecida no lo soltaba.

Debido a esta situación empezaron a darles con palos, piedras y otras herramientas para que dejara de morder a este menor, hasta que uno de ellos logró darle en la boca y con esto la Pitbull cedió. El niño fue trasladado inmediatamente al centro de salud de Dolores, en donde fue atendido y luego llevado a su casa de habitación, en donde pueden verse las marcas de mordidas en su pequeño cuerpo. Ante esto, Kenia Hernández Sandino, la madre de la víctima, interpuso denuncia en la Policía Nacional de este municipio, por lo que el niño sería remitido a Medicina Forense para que le valoraran la gravedad de las heridas.

Según comentan vecinos de la dueña de esta perra, no es la primera vez que muerde a un pequeño, pues ya en el sector hay otro que ha sido víctima de la voracidad de la Pitbull. De esta forma piden que el MINSA sacrifique al animal o que sea removido del lugar, porque representa un peligro para todos los niños que habitan ante este sector.

Por su parte la dueña de la perra indicó que su mascota tiene sus vacunas al día y no va a dejar que le hagan daño, además de señalar que tampoco existen evidencias claras del daño que ha causado. Este caso que ocurrió exactamente de la Iglesia Cuadrangular, cuadra y media al este, será investigado a fondo por agentes del orden.

Información de: Cintia Larios/TN8