Después de ser bajado de su capilla, para el inicio del novenario, la venerada imagen del Apóstol Santiago, patrono de Jinotepe, salió en procesión el sábado último por las calles del viejo mercado de la ciudad.

Tal como estaba previsto, los católicos, acompañaron al santo en la procesión, que encabezó el párroco de Jinotepe, padre, Juan de Dios García, entre el repicar de campanas y el estallido de cohetes y morteros, que celebraron que ahora el centro histórico de la ciudad está libre de mercaderes.

El padre, García, aprovechó la ocasión para felicitar a los comerciantes que están en el nuevo mercado y llamó a la Alcaldía a ser más enérgica con lo que insisten en vender en las calles del viejo centro de compras.

El fin de semana, más de cuatrocientos comerciantes protestaron en Jinotepe, exigiendo que los buses lleguen hasta el nuevo mercado y que se actué contra los que se quedaron vendiendo en el mercado viejo y emplazaron al padre Juan de Dios García, para que así como exigió que todos los comerciantes se fueran al nuevo mercado, demande también que nadie se quede vendiendo, demanda que el párroco, dijo compartir plenamente.